Historia de la NFL

Howard “Red” Grange, la primera gran estrella de la NFL

Después de brillar con luz propia en su época colegial, el running back fue reclutado por George Halas para que la liga tuviese su punto de inflexión.

0
Howard “Red” Grange, la primera gran estrella de la NFL

Howard Edward “Red” Grange fue la primera gran estrella de la NFL en unos tiempos en qué no había televisión. Las figuras de entonces lo eran por el boca a boca, los periódicos, las radios y por las colecciones de cromos.

Red Grange fue la mayor estrella que había conocido la NCAA. Jugó para la Universidad de Illinois y era capaz de arrastrar a más de 70.000 espectadores solo para verlo jugar a él. Su portentosa actuación del 24 octubre de 1924 le valió el sobrenombre de “The Galloping Ghost”. En aquel partido, las 4 primeras veces que tocó la pelota las acabaría transformando en TD. Todas fueron carreras de más de 50 yardas, acabó el día con 5 TD, un récord de la época.

En 1925 la NFL era una liga semidesconocida y con graves problemas financieros. Los equipos aparecían y desaparecían, se podía conseguir una franquicia por apenas 100 $, jugar una temporada o menos, y liquidar dejando un reguero de deudas. Entonces lo que mandaba era el football colegial y la NFL ocupaba la última posición en la lista de intereses de los aficionados. El football profesional estaba totalmente prohibido en algunos estados. Jugar a football a cambio de dinero se consideraba un sacrilegio para las mentes bien pensantes de la época, y mas áun los domingos, considerado día de descanso.

Cuando Red Grange terminó su etapa colegial todos los equipos de la NFL se lanzaron a ficharlo, no había draft y podía elegir al mejor postor. Tras escuchar toda clase de ofertas Red Grange acabó siendo seducido por George Stanley Halas, entrenador, jugador y propietario de los Chicago Bears. Aquel le aseguró que ganaría un mínimo de 100.000 dólares por temporada cuando los mejores pagados de la época ganaban cerca 200 dólares por partido.

George Halas creía que todo el público que llenaba los estadios universitarios solamente para ver jugar a Red Grange, llenaría igualmente los estadios donde jugaran los Chicago Bears, no se equivocó. El primer partido de Red Grange como profesional fue un partido del día de Acción de Gracias, el sábado anterior había jugado su último partido como colegial. El partido se jugó en el Cubs Park, actualmente Wrigley Field. Las 36.000 localidades se quedaron cortas para ver el debut como profesional del mítico jugador contra el otro equipo de la ciudad, los Chicago Cardinals, equipo que luchaba por proclamarse campeón de la NFL.

Todos sabían que Red Grange era el mejor Half Back (equivalente a RB) que había pisado un terreno de juego, pero además era incluso mas peligroso como retornador donde con campo abierto su habilidad y velocidad lo hacían letal. Paddy Driscoll, la gran estrella de los Chicago Cardinals, era también punter. Para ese partido él y su Head Coach diseñaron un plan, no ejecutar un solo punt en dirección a la zona de terreno donde estuviera Red Grange, los Cardinals no querían darle una sola oportunidad al HB en campo abierto.

Paddy Driscoll ejecutó lo que se conocen como punts direccionales, sistemáticamente enviaba todas sus patadas al lado contrario de donde estaba colocado Red Grange. Dependiendo de la situación de campo las lanzaba directamente a la banda, lo que fuera necesario con tal de que no tuviera ni la más mínima oportunidad de retornar un punt la estrella de los Chicago Bears. El partido terminó con el resultado de 0-0, Red Grange apenas intervino en el partido en un debut muy decepcionante.

Cuando Paddy Driscoll se dirigía a los vestuarios al finalizar el partido pasó a saludar a su esposa, sentada junto con el resto de esposas en la primera fila del estadio. Los que las rodeaban estaban de pie y abucheando a los jugadores. Cuando saludó a su esposa le comentó “Lamento mucho que el público abronque de esa forma al joven Red Grange, es un grandísimo jugador”. La mujer del jugador, totalmente avergonzada, le respondió, “No abuchean al novato, te abuchean a ti por por no haber lanzado un solo punt en todo el encuentro en dirección a Grange y haberles privado de verlo ejecutar un retorno”