Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

AGENCIA LIBRE

¿Por qué nadie ha fichado todavía a Justin Upton?

El jugador y su agente Larry Reynolds quieren un contrato de varios años y muchos dólares pero ningún equipo decide apostar por su contratación.

¿Por qué nadie ha fichado todavía a Justin Upton?
Mitchell Layton Getty Images

Justin Upton nació el 25 de Agosto de 1987 en Norfolk, Virginia. Desde sus inicios ya se esperaba mucho de él, las expectativas eran enormes desde su época en high school, que le hizo incluso superar a su hermano B.J en el draft, ya que fue seleccionado por Arizona Diamondbacks en el primer puesto del draft en el año 2005.

En la franquicia del desierto estuvo siete años. Tras algún altibajo, rindiendo bien en líneas generales aunque por debajo de lo esperado, fue seleccionado dos veces para el ASG (2009/2011). También ganó el Silver Slugger Award en el 2011.

Tras siete años allí y con las enormes expectativas que había depositadas en él, lógicamente defraudó tanto a la franquicia como a sus aficionados ya que sólo en dos temporadas rindió al nivel esperado.

En el 2009 jugó 138 partidos, consiguió 158 hits, 26 HR y 86 RBI con un AVG de .300. En el 2011 disputo 159 partidos, consiguió 171 hits, 31 HR y 88 RBI siendo su mejor temporada en Arizona.

Arizona Diamondbacks se cansó de esperar y en particular su técnico Kirk Gibson, porque no le gustaba su carácter y su poca implicación a su entender en el día a día, en términos de entrega y decidió traspasarlo junto a Chris Johnson por Martin Prado, Randall Delgado, dos prospectos como Nick Ahmed y Zeke Spruill más el primera base de las Ligas Menores Brandon Drury con Atlanta Braves. Allí se juntó con su hermano, ya que Melvin Upton había firmado con Los Braves en la offseason.

El 23 de Abril de 2013, frente a Colorado Rockies lograron algo histórico. Fueron los primeros hermanos es conseguir un home runs consecutivos desde el año 1938. También en el 2014 consiguieron sacar la bola del campo en cinco partidos consecutivos, superando a los hermanos Guerrero y a los Giambi. También en esta temporada Justin consiguió su segundo Silver Slugger Award.

Lógicamente eso fue lo bueno, pero hubo bastantes cosas malas. En el 2013 y tras conseguir 96 victorias, fracasaron en playoffs tras perder 3-1 frente a Los Ángeles Dodgers y en el 2014 ni siquiera entraron en la postemporada. Su balance final fue negativo (79v-83d) y pese a que dejó detalles de su enorme calidad y físico, se preveía que su etapa en Atlanta finalizara pronto.

El 19 de Diciembre de 2014, Atlanta Braves decide traspasarlo a San Diego Padres junto a Aaron Northcraft por Max Fried, Jace Peterson, Dustin Peterson y Mallex Smith.

En un equipo en el que de nuevo las expectativas eran altas para el 2015, decidieron darle la confianza junto a Matt Kemp o el pitcher James Shields, que venía de hacer una gran temporada con los Kansas City Royals llegando a las World Series.

La temporada para el equipo fue una gran decepción, sólo ganaron 74 partidos y se quedaron muy lejos del objetivo, luchar por entrar en la postemporada. Para él en particular fue razonable, teniendo en cuenta que jugo en el Petco Park. En 150 partidos, consiguió 136 hits, 26 HR y 81 RBI que le valió para ser seleccionado para el ASG. El 5 de Abril de 2015 su hermano B.J, fue traspasado a San Diego Padres y se unían de nuevo.

Una vez acabada la temporada regular, su agente y él tenían una idea clara. Firmar un contrato de no menos de siete u ocho años y por 150/160 millones de dólares, ya que según Larry Reynolds no contemplan un contrato de pocos años (incluso uno), teniendo en cuenta que el mercado de outfielders es más escaso y quieren poder revalorizar su figura.

Veremos si alguien se lo ofrece, pero si está centrado y le respetan los problemas físicos, puede ser un jugador de gran ayuda para un equipo que esté intentando llegar a playoffs.