REUNIONES INVERNALES

Cuarta y última jornada de las Winter Meetings en la MLB

El desenlace de las reuniones invernales no nos ha traída esas grandes contrataciones pero se allana el camino para dar ese paso.

0
Cuarta y última jornada de las Winter Meetings en la MLB
Andy Lyons Getty Images

Si todos los que seguíamos las evoluciones de lo que sucedía por Nashville esperábamos una gran traca final, nos quedamos con las ganas, a medias o lo que sea y eso nunca, jamás ni es lo mejor ni mucho menos lo más gratificante.

Pero tampoco conviene dramatizar ya que todo lo hablado, analizado e intercambiado por todas las partes implicadas no es sino trabajo adelantado de lo que está por llegar. Es cierto que esperábamos esos grandes contratos, especialmente en los jugadores de posición o en los pitchers, pero en el caso de los primeros no han terminado de llegar y los segundos… pues los más importantes se produjeron pero antes de las reuniones invernales.

Esos grandes acuerdos en lo que a jugadores de posición no terminan de llegar pero el panorama se está aclarando y de qué manera. El agente libre más codiciado, Jason Heyward, parece estar más cerca de tomar una decisión y los máximos favoritos para hacerse con sus servicios serían los Cardinals y tanto Cubs como Nationals, siendo en el caso de los dos últimos como exterior central en lugar de exterior derecho donde Heyward es el mejor de toda la competición.

Para añadir más picante, los rumores apuntan a que los montantes de Heyward, que se calculaban en diez años y 200 millones de dólares, parecen estar más cercanos a los ocho años y 200 millones, pasando de 20 a 24 por campaña. Queda por ver si algún equipo está dispuesto a llegar a ese terreno y es factible pensar que será en las próximas horas.

Por su parte, la oferta de Baltimore Orioles a Chris Davis de siete años y 150 millones parece haberse retirado de la mesa. Será interesante ver el siguiente paso de los de Maryland. ¿Irán a por Justin Upton, Yoenis Céspedes o cualquier otro notorio agente libre?

Eso podría cerrar el regreso de Davis a Baltimore pero no menos interesante será el camino a tomar por su superagente, Scott Boras. Nadie maneja mejor los tiempos en las negociaciones y tampoco nadie tiene la maestría a la hora de extraer hasta el último centavo pero la paciencia es Baltimore no es una virtud y no quieren seguir ese juego. Conviene recordar que Davis no sólo ha liderado las Grandes Ligas en home runs en los últimos tres años pero también lo ha hecho en strikeouts. Y en 2014 bateó un paupérrimo .196. No hay muchas puertas abiertas que necesiten a un jugador así y que tengan el músculo financiero para afrontar una operación de este calado. Davis y Boras tienen 150 millones de razones para volver y no jugártelo todo a que alguien iguale o mejore esa oferta porque puede no existir ese equipo sorpresa.

Por su parte, Houston Astros y Washington Nationals siguen con su sólida tarea de reforzar, remodelar o mejorar sus respectivos grupos de relevistas.

Los texanos siguen contando con el zurdo Tony Sipp que vuelve por tres años y 18 millones de dólares. Sin duda, es un buen otoño-invierno para ser un relevista de garantías.

Los capitalinos venden alto y traspasan a Yunel Escobar a los Angels a cambio de un relevista como Trevor Gott, que podría llegar a ser un futuro closer en Washington a tenor de lo visto en Anaheim (3.02 ERA). Aparte de la contratación de Shawn Kelley, los Nationals también se han hecho con los servicios del eficaz Yusmeiro Petit, al que dejaron libre en San Francisco y muestran interés por Aroldis Chapman.

Será conveniente hacer una recapitulación de todas estas jornadas, subrayando a aquellos que han salido reforzados y aquellos para los que no ha sido el caso. No obstante, los ganadores post-reuniones invernales no tienen porque ser los campeones en algo menos de un año y conviene no olvidarlo antes de lanzar las campanas al vuelo.