FICHAJE SORPRESA

Arizona Diamondbacks da la sorpresa y ficha a Zack Greinke

El equipo del desierto hace una oferta irrechazable al antiguo pitcher de los Dodgers y le contrata por seis años y 206 millones de dólares.

Arizona Diamondbacks da la sorpresa y ficha a Zack Greinke
Sean M. Haffey Getty Images

El pasado 1 de diciembre, escribí un ranking en el que se clasificaban a los distintos pitchers titulares que figuraban en la agencia libre de la MLB. Cuando hablaba de Zack Greinke, comentaba lo siguiente:

“Su segundo puesto en el Cy Young (para algunos injusto) tras Jake Arrieta ha hecho que aumente su cotización aunque no sabemos si su destino pudiera estar en los Dodgers, Giants o incluso Cardinals. Nunca hay que descartar a ese equipo tapado que puede surgir para hacerse con sus servicios.

Los Arizona Diamondbacks han demostrado ser ese equipo sorpresa, ese tapado con el que nadie contaba y se han hecho con los servicios del diestro por la friolera de 206 millones de dólares a lo largo de las próximas seis temporadas, sin cláusula de escape para el jugador tras el tercer año (con la posibilidad de evitar los años del lógico declive por parte del club) y cediendo su primera ronda (13ª plaza) del draft en el proceso, circunstancias que no estaban presentes en el fichaje de David Price por Boston Red Sox, confirmado oficialmente con rueda de prensa incluida en las últimas horas.

¿A qué las características de la llegada de Price a Beantown ya no parecen tan malas en comparación?

Curiosamente, toda esta operación ha llegado cuando todos los pronósticos apuntaban a un regreso de Zack Greinke a Chavez Ravine, el hogar de Los Ángeles Dodgers, o su marcha al archienemigo de los angelinos, unos San Francisco Giants que buscaban complementar al excelso lanzador zurdo, Madison Bumgarner.

Con una rotación que ocupó el puesto número 23 en efectividad (4.37) y en strikeouts (701) de todas las Grandes Ligas y penúltimos en el número de entradas por actuación (5.1), la franquicia del desierto tuvo muy claro que si quería competir con Dodgers y Giants, tenían que mejorar esos números y nadie mejor para eso que un Greinke que lideró toda la competición en ERA (1.66) y lo hizo en 222 entradas.

David Price ya ha sido presentado en sociedad con su nuevo equipo, los Boston Red Sox.

Esos esfuerzos no tuvieron sus frutos cuando tanto el GM Dave Stewart como Tony La Russa, jefe supremo de las operaciones en el club desde 2014, se marcharon hasta la República Dominicana para cortejar a Johnny Cueto, al que le ofrecieron un contrato por seis años y 120 millones de dólares.

Tras su negativa, el equipo tuvo claro que tenía que replantearse la situación y tiró la casa por la ventana con Zack Greinke, aportando no sólo un sexto año sino que incrementó el salario medio que buscaba el pitcher, de los 31 millones a 34.3 por campaña y superando de esta manera el salario medio más alto en un contrato que compartían en líneas generales David Price junto a Miguel Cabrera y Clayton Kershaw en sus respectivas ampliaciones.

Los Diamondbacks, que han invertido casi la misma cantidad destinada a Greinke que la de todos los agentes libres que han fichado en los últimos ocho años (201 millones para 28 jugadores), tenían muy claro que si había un momento en el que arriesgar para hacerse con un as, algo que no crece en los árboles, era en este preciso instante.

Todo esto viene unido a los tremendos esfuerzos por parte del club a la hora de reducir el presupuesto en los últimos años (21º en 2011, 20º en 2012, 18º en 2013, 20º en 2014 y 28º en 2015) y al megacontrato televisivo que han firmado con Fox Sports Arizona (1500 millones de dólares por 20 años) y que arranca ahora mismo.

Los Arizona Diamondbacks acabaron la temporada 2015 con una marca de 79-83 y a trece partidos de distancia de los campeones de la división, precisamente el equipo en el que militaba Zack Greinke.

De la misma manera, con esta maniobra, los Diamondbacks debilitan a un rival directo, uno que se mantuvo en sus trece a la hora de no añadir un sexto año en el contrato y que deja muchos interrogantes en la rotación tras Clayton Kershaw aunque esto será motivo de debate para otro día. Al parecer Greinke era válido con 36 años pero no con 37 para la zona noble de los Dodgers.

Con la llegada de Greinke y con un ataque liderado por el soberbio Paul Goldschmidt y que terminó entre los ocho mejores en las Grandes Ligas en carreras, porcentaje en base, slugging, hits de bases extra y robos de base, los Arizona Diamondbacks serán un equipo a seguir de cara a la próxima temporada.