¿Playoffs sin Trout y Harper? Una temporada y no más

MLB

¿Playoffs sin Trout y Harper? Una temporada y no más

¿Playoffs sin Trout y Harper? Una temporada y no más

Mike Stobe

Getty Images

No podemos tener otra postemporada sin los dos mejores jugadores del mundo, Mike Trout y Bryce Harper tienen que jugar los playoffs .

Desde el año 2012, dos jugadores jóvenes y estadounidenses eran a los que todos los aficionados que no son fans de un solo equipo querían ver. Mike Trout en la Liga Americana y Bryce Harper en la Liga Nacional tenían todas las papeletas de crear una de las mayores rivalidades de los últimos años ya no sólo en la MLB, si no en el deporte norteamericano.

Por distintos motivos desde que ambos jugadores comenzaron a subir su nivel, ya no es que no se hayan visto en las World Series, es que sólo en el 2014 han jugado ambos los playoffs en la misma temporada.

MIKE TROUT Y LOS ANGELS:

En el año 2009, cuando Los Angeles Angels seleccionan en el número 25 del draft a Mike Trout, la franquicia tenían mucha confianza en él y lógicamente fue el robo del draft, lo que seguro no esperaban era que este right fielder nacido el 7 de Agosto del año 1991 se iba a convertir en el mejor jugador del mundo de este deporte en las últimas cuatro temporadas.

El 8 de Julio de 2011 debutaba este futuro crack y él tenía un objetivo claro, aparte de convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo y es llevar a su franquicia al Clásico del Otoño para intentar ganar el anillo lo más rápido posible, cosa que no ha conseguido y no precisamente por él sino que la franquicia se lo tiene que hacer mirar.

En el 2011 consiguió 27 hits con 5 HR y 16 RBI en 40 partidos, dejó muchos destellos de su gran calidad y también de un físico perfecto para jugar en las Grandes Ligas.

En el 2012 este jugador nacido en New Jersey rompió a jugar y se convirtió en una de las jóvenes estrellas de la MLB, consigue 182 hits, 30 HR y 83 RBI en 139 partidos. También es nombrado Rookie del año y el jugador que más bases roba en la Liga Americana. El 9 de Septiembre se convirtió en el jugador más joven en la historia de la MLB en llegar al 30-30 club, 30 Home Runs y 30 bases robadas. Ni con este temporadón su franquicia consigue meterse en la postemporada aprovechando su explosión ya que acaban con un balance de 89v-73d y a nivel de equipo es decepcionante.

En el 2013 Mike Trout se consolida como estrella de la MLB. Repite presencia en el Juego de las Estrellas gracias a su gran nivel y unas estadísticas similares al del año anterior. Juega 157 partidos donde consigue 190 hits, 27 HR con 97 RBI pero de nuevo no consigue llevar a su equipo a la postemporada, lógicamente no por su culpa sino por que los demás compañeros estaban a un nivel muy inferior. Terminaron con un balance bastante peor que en el 2012, 78v-84d y un invierno muy largo por delante.

En el 2014 es donde esta estrella decide dar un paso adelante y convertirse, si ya no lo era para muchos, en el mejor jugador del mundo en este deporte para casi todos los aficionados y expertos en el béisbol. Consigue 176 hits, 36 HR y 111 RBI en 157 partidos y es nombrado MVP en la Liga Americana. También es el que más RBI impulsa en la Liga Americana y es el MVP en el partido de las estrellas. Gana el AL Hank Aaron Award y consigue llevar por fin a su franquicia a la postemporada ya que los compañeros por fin suben el nivel y se contagian de su magia. Terminan la temporada con un récord de 98v-64d y son el mejor equipo en la temporada regular de la Liga Americana. En las Series de División y contra los Royals, que habían ganado la Wildcard frente a los Athletics sufriendo mucho en un partido épico, pierden 3-0 dando una pésima imagen y de nuevo se van decepcionando en su primera presencia en la postemporada.

En el 2015 de nuevo se repite la historia, consigue 172 hits, 41 HR y 90 RBI en 159 partidos, es el primer jugador en la historia de la MLB en ser nombrado MVP del juego de las estrellas en dos años consecutivos pero su equipo vuelve a naufragar. Finalizan la temporada regular con 85v-77d y otro año a ver la postemporada desde el sofá.

BRYCE HARPER Y LOS NATIONALS:

En el draft del 2010, los Washington Nationals lo tenían claro, ellos tenían la primera elección y querían que Bryce Harper cambiara su franquicia y les llevara a pelear siempre por el anillo en la Liga Nacional.

El 28 de Abril del año 2012 debutaba en la MLB este jugador nacido el 16 de Octubre del año 1992 en Las Vegas, Nevada.

En el 2012 juega 139 partidos, consigue 144 hits, 22 HR y 59 RBI que le valen para ser nombrado Rookie del año en la Liga Nacional y su primera presencia en el ASG. Con su entrada en el equipo en esta temporada, ayuda a su franquicia a ser el mejor equipo en la temporada regular en la Liga Nacional con 98v-64d. En las Series de División se midieron a los San Louis Cardinals que habían ganado la Wildcard a los Atlanta Braves. Tras haber perdido 2 partidos consecutivos muy fácil (12-4/8-0) consiguieron forzar el quinto partido en un WIN OR GO HOME tras ganar el cuarto 2-1. Perdieron 9-7 y dijeron adiós a la postemporada, derrota dolorosa mientras que él no estuvo bien en los playoffs.

En el 2013 consigue 116 hits, 20 HR y 58 RBI en 118 partidos que le llevan de nuevo a su segunda presencia consecutiva en el juego de las estrellas. Pese a su gran temporada, sus compañeros bajan el nivel y con un balance de 86v-76d no repiten presencia en la postemporada, siendo lógicamente un fracaso.

En el 2014 tiene bastantes problemas físicos y por culpa de las lesiones se pierde bastantes partidos, lo que le cuesta su tercera presencia consecutiva en el ASG. Sólo puede disputar 100 partidos, consigue 96 hits, 14 HR y 32 RBI pero sus compañeros están en un gran nivel y acaban la temporada regular como el mejor equipo de la Liga Nacional con 96v-66d. En la postemporada se enfrentan a los San Francisco Giants y, de nuevo en año par, son barridos en cuatro encuentros en unas Series de División muy humillantes donde él juega bien pegando 3 HR y con 4 RBI.

En el 2015 se convierte en el mejor jugador de la Liga Nacional, es nombrado MVP y acude otra vez al Juego de las Estrellas. Juega 153 partidos, consigue 172 hits, 42 HR y 99 RBI. Lo más frustrante para él es que en esta temporada, donde es claramente el mejor jugador de su Liga, los compañeros no le acompañan y no consiguen meterse en los playoffs y encima la temporada regular acaba un altercado entre él y Jonathan Papelbon que no se lo ocurre otra cosa que agarrar por el cuello al ídolo local.

Viendo que estos dos jugadores son capaces de darnos momentos grandiosos en temporada regular y que sus presencias han sido fugaces en la postemporada, hay que pedir a los front office de Los Angeles Angels y de los Washington Nationals que se refuercen y que hagan unas plantillas acordes a las dos estrellas que tienen. Estos dos cracks se merecen jugar como mínimo los playoffs y poder luchar por acudir al Clásico del Otoño. Si se vieran en las World Series las audiencias subirían lógicamente ya que en USA venderían el duelo entre los dos mejores jugadores como sólo ellos saben hacerlo.

0 Comentarios

Normas Mostrar