Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

El don de la oportunidad de los Kansas City Royals

SERIES MUNDIALES

El don de la oportunidad de los Kansas City Royals

El don de la oportunidad de los Kansas City Royals

Mike Stobe

AFP

La enorme capacidad demostrada por los bateadores de Ned Yost desde la octava entrada ha sido clave en el triunfo de la gran final de la MLB.

Para poner en perspectiva al lector, es necesario acudir a una fecha retrasada de la Serie Mundial: es 12 de octubre de 2015, ALDS Game 4 en Houston. Los Houston Astros lideran la Serie Divisional contra los Kansas City Royals, actual campeón de la Liga Americana, por 2-1 en una serie a cinco desafíos. Es una noche mágica para el SS novato de los Astros Carlos Correa, que conecta dos impresionantes jonrones ayudado por otros tantos bombazos de Carlos Gómez y Colby Rasmus. La pizarra cuando se abre la octava entrada de aquel ALDS Game 4 es de 6-2 para unos Astros que están a sólo seis outs de avanzar ronda y disputar la Serie de Campeonato eliminando a los vigentes campeones de la Americana.

Con lo que no contaba nadie, es que cuando nadie lo creía posible, KC Royals aniquiló al bullpen de los Astros con un rally de cinco carreras en la octava entrada decisiva, aumentado a dos carreras más en la novena. El resultado final de aquel partido fue de 9-6 para los Royals. La puñalada mortal ya la tenía Houston, pese a que luchó en ese forzado Game 5 que perderían 7-2. Una historia de supervivencia para KC que sería el argumento principal de su actuación en la Serie Mundial.

Si viajamos más atrás en el tiempo, Kansas City Royals venía de perder el séptimo partido de la Serie Mundial el año pasado en su casa contra los San Francisco Giants. Una Serie que pelearon y que estuvieron a muy poco de ganar si no llega a ser por la sobrehumana actuación de Madison Bumgarner. En aquella Serie Mundial de 2014, los Royals no anotaron ni una sola carrera más allá de la octava entrada en los siete partidos que duró el Clásico de Otoño de 2014, en los que anotaron un total de 28 carreras. Es el factor determinante que lograron cambiar de cara a la Serie Mundial 2015.

Como aquel día en Houston en la Serie División, los Royals anotaron un gran porcentaje de sus carreras en la Serie Mundial 2015 pasada la octava entrada en adelante. Únicamente en el tercer partido, donde los Royals perdieron, fue el día que no lograron sumar rayitas en la pizarra. Los Kansas City Royals anotaron un total de 27 carreras en la Serie Mundial 2015 en cinco partidos -una menos que en los siete partidos de 2014- de las cuales 15 de ellas llegaron a partir de la octava, aunque es necesario puntualizar, que esta Serie Mundial tuvo dos encuentros muy largos en extra innings, por tanto, más posibilidad de anotar carreras. Esas 15 carreras de 27 marca un porcentaje del 55.55% de las carreras totales de los Royals en los momentos críticos del encuentro.

Es decir, los Royals pasaron de anotar cero carreras, obviamente el 0% más allá de la octava entrada en la Serie Mundial de 2014, a anotar 15 carreras -repetimos, el 55% del total de sus carreras- en la Serie Mundial 2015. Un dato abrumador.

Los Royals cimentaron su entorchado en la explotación del bullpen rival, el batazo oportuno les llegó y habría que mirar el trabajo del hitting coach, el californiano Dale Sveum, ex-manager de los Cubs que no tuvo suerte a la hora de reconstruir el proyecto de unos jóvenes Cubs, pero que sí mejoró en los dos años que lleva al servicio de Ned Yost en los Royals. Y la máxima expresión se destaca en el decisivo partido que los Royals remontaron en la novena entrada, poniendo la puntilla en la duodécima, donde para coleccionar esas cinco carreras, la suma de los batazos de los Royals nos dejaron: tres dobles, un batazo dentro del cuadro de Pérez y un sencillo decisivo de Christian Colón.

Esta vez no se quedó el corredor en 3B, como aquel día contra Bumgarner, sino que los Royals lograron su segunda Serie Mundial tras crecerse en los momentos delicados, siendo capaz de remontar varios partidos decisivos para sobrevivir con un batazo oportuno que nunca les dio la espalda. Eran grandes favoritos en abril y lograron llevar el campeonato a Kansas City. ¡Felicidades Kansas City Royals!

0 Comentarios

Normas Mostrar