SERIES DE CAMPEONATO LIGA AMERICANA

El MVP de Alcides Escobar demuestra lo que es la MLB

El venezolano ha sido considerado el jugador más valioso de su serie y hay muchas similitudes respecto al caso de Daniel Murphy de los Mets.

0
El MVP de Alcides Escobar demuestra lo que es la MLB
John E. Sokolowski USA Today Sports

Tal como hemos venido comentando a lo largo de las últimas jornadas y por si a alguien no le cabía ninguna duda, el béisbol no es sólo el mejor deporte que hay, repleto de posibilidades estratégicas y alternativas a lo largo de un partido, serie o temporada, sino que también es el más imprevisible.

El MVP que ha ganado el extraordinario shortstop de Kansas City Royals, Alcides Escobar, demuestra todo lo anterior. Y no está nada pero que nada mal para alguien que posee una media de .262 de bateo y más conocido por su faceta defensiva que por el ataque.

Y que levante la mano quién lo había pronosticado al comienzo no sólo de la temporada sino de los propios playoffs.

El jugador de La Sabana, Venezuela, ha resultado ser todo un incordio para los pitchers de los Blue Jays a lo largo de la serie que les ha enfrentado en seis vibrantes encuentros y que nos devuelve a los Royals a unas Series Mundiales con las que tienen cuentas pendientes después de lo sucedido en 2014.

Escobar estableció un récord en la historia de los playoffs, que ya cuenta con bastantes décadas en su haber, al conseguir un hit nada más iniciarse los cuatro primeros encuentros de la serie y terminó anotando un par de carreras en esos partidos.

Alcides Escobar recoge el MVP de las Series de Campeonato junto a su hijo Massimiliano.

Al final de toda la eliminatoria, Escobar finalizó con 11 hits en 23 turnos de bateo y es junto a Dustin Pedroia, los únicos bateadores en conseguir al menos diez hits y cinco carreras impulsadas desde el primer puesto del turno de bateo en la historia de las Series de Campeonato.

El jugador de Kansas City Royals no es el prototípico hombre que abre ese turno, un puesto en el que se le requiere velocidad (ahí cumple con 145 robos de base en su carrera pero sólo 17 en 2015) y paciencia. Si por algo es conocido Escobar es su por su extrema agresividad en el plate, atacando el primer lanzamiento sin esperar a ver el repertorio que puede tener el pitcher adversario.

Ese cometido es fundamental no sólo para él sino para el resto de compañeros para averiguar lo que tiene el rival en su arsenal y cargarle con esfuerzos extra. De ahí, que Alcides Escobar sólo tenga un .298 en su porcentaje en base a lo largo de su carrera (OBP), cuando debería de tener un mínimo del .350. Ned Yost tiene otras opciones, quizá mejores para abrir como Alex Gordon. Por los motivos que sean, el club ha tenido un récord de 81-49 cuando lidera el turno. Cuando él no estaba, el equipo tuvo una marca de 14-18.

Si no es el “amuleto” de la buena suerte para Ned Yost, se le parece mucho.

Sin embargo, esa enorme agresividad fue clave en la serie de Toronto y sentó las bases para que el mejor ataque, o al menos el más dinámico, pudiera ser el que lograra el pase a la gran final.

El caso de Alcides Escobar tiene muchos paralelismos con el de Daniel Murphy, el otro MVP en las Series de Campeonato entre New York Mets y Chicago Cubs. Al igual que Murphy, Escobar no es considerado uno de los jugadores más valiosos del equipo en términos de WAR (Wins above replacement), la categoría que evalúa la importancia de un jugador teniendo en cuenta todas las facetas del juego.

Entre los jugadores de posición de los Royals, el venezolano sólo acumuló un 0.6 en 2015, casi como un jugador que viene de Ligas Menores y muy lejos del líder del club, Lorenzo Cain que consiguió una marca de 7.2. En resumen, el décimo jugador más valioso entre los jugadores de posición en su propio equipo.

¿Se imaginan que esto ocurriera en cualquier otro gran deporte a nivel mundial? ¿El décimo jugador más valioso es el que marca las diferencias? A mi me cuesta encontrarlo…