Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

Escocia roza la épica pero Australia firma el pleno sureño

RUGBY | MUNDIAL

Escocia roza la épica pero Australia firma el pleno sureño

Escocia roza la épica pero Australia firma el pleno sureño

Andrew Couldridge

REUTERS

Un penalti pateado por Foley en el último minuto dio el triunfo a los Wallabies (35-34). Gran partido del Cardo, frenado por una amarilla discutible a Maitland.

Diluviaba sobre Twickenham. El escenario tomaba tintes aún más épicos conforme llegaba el final del último partido de cuartos del Mundial. Escocia estaba plantando cara a la temida Australia, tenía opciones de dar la sorpresa... y casi lo logra. Llegó a ponerse por delante a cinco minutos cuando Bennett robaba y posaba bajo palos. Escocia, que no atraviesa su etapa más gloriosa históricamente, soñaba con pisar las semifinales (la última vez fue en 1991). Tenía que aguantar sólo cinco minutos ante la gran alternativa al título. Australia se desesperó por momentos pero a dos minutos encontró un penalti, casi de casualidad, y Foley pasó el 35-34 definitivo. Uno de esos partidos bonitos que merecerá la pena ver en el futuro. Quizá sea el germen de una nueva generación heróica de Escocia, pero la verdad es que los Wallabies están en semifinales y habrá pleno del Hemisferio Sur: Sudáfrica-Nueva Zelanda (sábado) y Argentina-Australia (domingo).

Quiso Australia marcar territorio desde el arranque y pronto se encontró con un ensayo de Ashley-Cooper. La duda estaba en si el Cardo aguantaría mucho más... ¡y vaya si aguantó!. Siempre con frialdad, calculando y sin perder la perspectiva, sumando con pateos y buscando también el ensayo. El Cardo se vino arriba y enlazó un penalti de Laidlaw, un ensayo de Horne y otro pateo del capitán. En el 21' ganaba Escocia 5-13. Comenzaba a sobrevolar por Twickenham la esperanza de que un europeo se colara en semifinales, aunque fuera el más inesperado. Apretó Australia y Mitchell hizo el primero de sus dos ensayos. Recortaba distancias Australia y al filo del descanso un maul (tras un line bien ejecutado) metía a Hooper en la casa rival. Foley falló tres pateos seguidos en esa primera mitad y Escocia mandaba 15-16.

 A vuelta de vestuarios una amarilla controvertida a Maitland (por supuesto avant voluntario) dejó a Escocia en inferioridad y Australia lo aprovechó para colocarse por delante con el segundo ensayo de Mitchell. Laidlaw recortó diferencias, no se arrugaba Escocia, y después Ashley-Cooper vio como se le anulaba un try a los wallabies por un avant previo. Foley colocaba pateando el 25-19 antes del regreso de Maitland. En igualdad numérica, tocaba seguir luchando. Seymour firmó un ensayo que levantó a todos los escoceses (y aquellos que apoyaban al Cardo desde todo el planeta). La remontada era posible. Kuridrani volvió a alejar a Australia... y entonces comenzó el diluvio. Era el momento de la épica. Laidlaw pasó un golpe en vez de ir desesperadamente a por el ensayo. Quedaban diez minutos, tocaba pensar. Luego Bennett cortó un pase y se marchó solo para posar bajo palos. Ahora sí se ponía por delante el Cardo. Quedaban 5 minutos y el marcador era de 32-34. Pero llegó el penalti tras un rebote en un line y Foley lo aprovechó para acabar con el sueño de Escocia, del Hemisferio Norte y de todos los que apoyaron a David contra Goliath. No pudo ser. Habrá pleno sureño en semis: Sudáfrica-Nueva Zelanda y Argentina-Australia. Escocia se marcha a casa habiendo crecido muchísimo en este Mundial y demostrando que tiene mucho futuro en Europa.

0 Comentarios

Normas Mostrar