Y de entre los muertos, salieron los Niners

El inicio liguero de 2015 supuso una demostración de que la NFC Oeste va a seguir siendo una de las divisiones más fuertes y competitivas. Tres victorias y una derrota que estaba virtualmente asegurada al medirse Rams y Seahawks.

Pese a no contar con el factor campo totalmente a su favor (las gradas en St. Louis estaban medio vacías) el equipo de Jeff Fisher volvió a jugarle de tú a tú a los campeones de división hasta el punto de derrotarles por tercera vez en cuatro años. La defensa controló el juego de carrera del tándem Russell Wilson – Marshawn Lynch y cazó al quarterback hasta en seis ocasiones. Wilson completó muchos pases pero casi todos muy cortos y en general la ofensiva nunca encontró su ritmo ni chispa.

En el otro lado se produjo la sorpresa de ver una ofensiva de St. Louis, sin sus dos runningbacks principales (Todd Gurley y Tre Mason), moviendo el balón con soltura ante la “Legion of Boom”. Dion Bailey tuvo un duro debut en sustitución de Kam Chancellor, pero sin duda que la derrota no fue su responsabilidad. Los linebackers no se mostraron disciplinados en cobertura y desde la banda también se produjo alguna que otra decisión más que discutible. La buena noticia para Seattle fue la vuelta de Earl Thomas, capaz de jugar casi todo el partido en su primera acción real desde la pasada Super Bowl.

Los Cardinals hicieron valer su condición de favoritos ante New Orleans en un encuentro disputado de poder a poder. Bruce Arians se sacó de la chistera una gran jugada cuando su equipo más la necesitaba en el touchdown final de David Johnson. Sin duda que con el doble ganador del premio de entrenador del año este equipo tiene una ventaja competitiva. La mala noticia para Arizona la nueva lesión de Andre Ellington, que estará fuera al menos dos semanas. Los dos Johnson (el veterano Chris y el rookie David) se encargarán de suplirle, al menos ahí los Cards están mejor preparados que hace un año.

Y finalmente toca hablar de los 49ers, ese equipo al que muchos habían enterrado por todas las bajas sufridas estos últimos meses. San Francisco pareció sorprender no sólo al gran público sino también a su propio rival. Los Vikings fueron incapaces de contestar al sencillo plan de juego de los californianos, basado en una buena dosis de carreras de Carlos Hyde. Los niners emplearon formaciones en ataque con tres tight ends en casi la mitad de sus jugadas, un contraste absoluto con los esquemas de múltiples receptores de la pasada campaña. La joven y renovada defensa minera neutralizó a Adrian Peterson y confundió a un Teddy Bridgewater que cuando no encajaba un sack veía como sus pases se perdían en el fuerte viento reinante en el Levi´s Stadium.

LOS ASES DE LA JORNADA

Nick Foles (Quarterback St. Louis): pese a ser constantemente presionado mantuvo la compostura y sacó en los momentos decisivos los pases que su equipo necesitaba para ganar. Su lanzamiento en la prórroga entre dos All-Pro como Richard Sherman y Thomas fue canela fina.

Carlos Hyde (Runnigback San Francisco): sólo un partido ha necesitado para demostrar que al menos la ausencia de Frank Gore no será una de las que tengan que lamentarse los aficionados de los niners.

Aaron Donald (defensive tackle St. Louis): por la cantidad de tiempo que pasó en el backfield de los Seahawks uno podría equivocarse y pensar que era un jugador más de Seattle.

Jim Tomsula (head coach San Francisco): los niners recordaron a la mejor versión de los equipos de Jim Harbaugh de 2011 y 2012. Aunque con errores pero San Francisco disputó un encuentro de lo más serio y por eso los aficionados de la bahía respiran mucho más tranquilos esta semana.

 

San Francisco 49ers @ Pittsburgh Steelers (domingo a las 19:00)

Los niners llegan con la moral por las nubes tras su contundente triunfo del lunes pero tengo dudas de cómo estarán físicamente ante un rival que va a disfrutar de cuatro días extra de preparación. Los Steelers están casi obligados a ganar, su calendario hasta la semana 8 parece ahora más difícil de lo que se sabía en principio. Las bajas de LeVeon Bell, Martavis Bryant y Maurkice Pouncey no pueden ser excusa ante San Francisco este año teniendo en cuenta el listado de caídos en combate de los californianos.

Pronóstico: San Francisco 20, Pittsburgh 23

 

Arizona Cardinals @ Chicago Bears (domingo a las 19:00)

En su día Chicago renunció a la contratación de Bruce Arians y a buen seguro que ahora el head coach querrá tomarse la revancha. Los Bears cuentan con la experiencia de su coordinador defensivo, Vic Fangio, que conoce de primera mano cómo juegan estos Cardinals. El objetivo número uno de Arizona será frenar a Matt Forte y poner el partido en las manos de Jay Cutler.

Pronóstico: Arizona 24, Chicago 17

 

St. Louis Rams @ Washington Redskins (domingo a las 19:00)

Estos dos conjuntos se midieron a finales de la pasada campaña con el claro desenlace de 24-0 a favor de los Rams. St. Louis logró siete sacks sobre Colt McCoy aquella tarde e intentará hacer lo propio ahora con Kirk Cousins. Washington dio mejor imagen de lo esperado ante Miami pero sus propios errores les costaron la derrota. Algo similar puede pasarles ante los Rams.

Pronóstico: St. Louis 19, Washington 13

 

Seattle Seahawks @ Green Bay Packers (domingo a las 2:30 de la mañana)

Que nadie dispare las alarmas por la primera derrota de Seattle el domingo. Desde que llegó Wilson al equipo han jugado mal siempre el partido inaugural salvo el año pasado que era un choque especial de apertura del campeonato. Precisamente su rival entonces fueron los Packers, a los que han derrotado en sus tres últimos enfrentamientos. Eso fue siempre en Seattle, el domingo juegan en Green Bay. La defensa de los Packers se mostró muy vulnerable ante las carreras de Matt Forte y pese a anotar un gran touchdown a Randall Cobb se le vio bastante tocado físicamente. Espero una buena dosis de Lynch y una defensa mucho más concentrada ante Aaron Rodgers.

Pronóstico: Seattle 27, Green Bay 24

 

Pronósticos Semana 1: 1-2

Pronósticos 2015: 1-2