Los New York Yankees tienen que reaccionar… y rápido

Los New York Yankees tienen que reaccionar… y rápido

No hay que engañarse. Estas cosas pasan y muy a menudo, especialmente cuando esperas con tanta impaciencia lo que promete ser un vibrante duelo entre los dos mejores equipos de la División Este de la Liga Americana, Toronto Blue Jays y New York Yankees. El partido acaba nada más empezar y esto fue lo que ocurrió en el primero de los cuatro partidos en el Bronx.

En un duelo entre la promesa y ya realidad dominicana personificada en Luis Severino y el candidato al Cy Young, David Price, la lucha entre el futuro y el presente terminó con el segundo bateador.

Con Severino incómodo sobre el montículo, Josh Donaldson reafirmó por enésima vez su condición como MVP de la Americana con otro prodigioso home run, que no fue el único de la entrada tras el de Justin Smoak. El encuentro acababa nada más comenzar con el 5-0 para Blue Jays.

La demolición de Severino y el resto de pitchers de los Yankees no se detuvo en ningún instante y, hasta en cinco ocasiones, los canadienses mandaron la pelota a la grada, incluidos dos de un viejo conocido de la afición local, Russell Martin, hasta completar el 11-5 definitivo.

De esta manera, Toronto alcanza su máxima ventaja de la temporada con 2.5 partidos y, en el peor de los casos, saldrá por detrás de los Yankees por apenas medio partido si pierde el resto de los partidos, cosa que parece poco probable después de este golpe de autoridad.

Edwin Encarnación consiguió uno de los cinco home runs de Toronto.

Para añadir más tristeza a la causa de los neoyorquinos, se supo que su primera base y líder todavía en la categoría de home runs con treinta y uno, Mark Teixeira, se tiene que perder el resto de la temporada regular por una fractura en la espinilla de su pierna derecha a pesar de que inicialmente se trataba sólo de una contusión.

Una resonancia magnética reveló el alcance de una lesión que tiene su origen el 17 de agosto y que, a pesar de los esfuerzos de Tex, le había obligado a seguir un plan específico para ganar tiempo y superar esta contingencia.

Ahora Teixeira tendrá que recurrir a unas muletas durante al menos un mes y el período total de baja será de unos tres, eliminando la remota opción que existía de poder contar con su presencia de cara a los playoffs, a los que los Yankees aspiran. La buena noticia es que no peligra para nada su participación de cara al año que viene y estará listo para el spring training.

No obstante, se trata de una baja muy importante ya que Teixeira, junto a Alex Rodríguez, había sido una de las sorpresas más agradables de la competición y firme candidato al jugador recuperado de una campaña a otra. Su 2015 termina con una brillante marca de 31 home runs y 75 carreras impulsadas con una media de .255.

Todo ello obligará a que los Yankees tengan que echar mano de forma intensiva de su primera base del futuro, Greg Bird, un novato que está manteniendo el tipo y que, aunque no es tan soberbio como Tex en defensa, espera poder paliar su ausencia definitiva con su elegante swing desde la izquierda.

Una cosa es cierta. Toronto Blue Jays ha venido para quedarse y hacer algo grande con este roster pero los Yankees tienen argumentos más que suficientes para poder recuperar parte del terreno perdido a pesar de medirse con una apisonadora en ataque. El jovencísimo Luis Severino no consiguió sentar el tono en el primer partido pero ya se sabe que el impulso en este deporte depende del rendimiento del pitcher titular al día siguiente.

Es el momento de Michael Pineda y compañía.

0 Comentarios

Normas Mostrar