Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

¿Dónde está el límite para Matt Harvey y los Mets?

NEW YORK METS

¿Dónde está el límite para Matt Harvey y los Mets?

¿Dónde está el límite para Matt Harvey y los Mets?

La absurda polémica en la que ha incurrido jugador, agente y equipo añade más morbo de cara a la interesantísima serie que se avecina contra los Nats.

Hemos asistido durante el fin de semana a uno de los culebrones más absurdos que se recuerdan en el deporte. Matt Harvey, el verdadero as en la rotación de los Mets de Nueva York confirmó la que parecía una disparatada idea que lanzó al aire horas antes su representante, Scott Boras, afirmando que no lanzaría en este 2015 más de 180 entradas. Harvey ahora mismo tiene 166.1 entradas lanzadas y su equipo ocupa el primer lugar de su división, con apenas cuatro juegos de ventaja y mientras asoma una venidera serie vital en Washington contra los Nationals, su más inmediato perseguidor. Harvey, de 26 años, todavía no firmó el gran contrato de su vida, ya que todavía está en años de control con los Mets. Y viene de una operación Tommy John.

Según el médico que le operó, James Andrews, lanzar más de 180 entradas el año después de la TJ es altamente desaconsejable, ya que podría traer problemas futuros. Recientemente hemos asistido a varios casos parecidos. Los Yankees, que también se están jugando la división vienen forzando a su mejor abridor, Masahiro Tanaka, que arrastra unos problemas en el codo. Esos problemas en el codo avisan los especialistas que acaba en la TJ en un 80%. De momento, Ma-Kun, pertenece al 20% restante. Todas estas molestias le vienen a Tanaka de alguna que otra locura que ya hizo en Japón. Como cerrar un juego el día siguiente de lanzar 160 pitches en Japan Series. El cuerpo humano tiene una memoria gloriosa y las facturas te las pasa tarde o temprano.

Otro caso más llamativo y quizá, más grave, es el de José Fernández. El cubano también viene de la TJ y los Marlins, con la temporada perdida y los ambiciosos objetivos marcados en la offseason tirados a la basura, no limitaron las entradas de Fernández, que recayó en sus dolencias. ¿Los Mets deben forzar a Harvey? Desde luego que no, Boras fusilaría a la gerencia de los Mets de la mano de la Asociación de Peloteros. Aunque las últimas noticias aclaran que Harvey sí está dispuesto a lanzar en octubre, quizá el daño de cara a la fanaticada ya esté hecho.

La situación sin duda debió ser más cristalina. Nada se sabía de ese límite de entradas, aunque el entorno de Harvey dice que en febrero ya hablaron con la organización sobre ello. Los Mets, quizá para ir administrando a su mejor lanzador incluyó un 6º hombre en la rotación, aunque precisamente eso tampoco gustó a Harvey, que justificó una pérdida de ritmo alargando más su tiempo entre aperturas. El papel de Boras es evidente, bajo la recomendación médica (recomendación, que no orden), pide evitar el riesgo de que su cliente se rompa, impidiendo que cobre una gran cantidad de dinero en un futuro no muy lejano. Dinero que no cobraría si vuelve a recaer en esa terrible lesión que es la TJ.

Ahora el problema para Harvey es su imagen de cara a una fiel fanaticada que solo ve como uno de sus peloteros favoritos se intentó 'borrar' de la lucha y posterior postemporada. Pero, para Harvey, su verdadera gloria es firmar el gran contrato de su vida, no jugar en octubre. Y eso Boras lo sabe especialmente. Además, Harvey estaba completando un tremendo año con récord de 12-7 y 2.60 de efectividad. ¿Necesitan los Mets arriesgar a Harvey? Posiblemente sí, jugar una serie de playoff sin tu mejor lanzador es llamativo. Pero, si hay una organización que se puede permitir no arriesgar a un abridor son los Mets, con una mina de abridores en el equipo de Grandes Ligas y su granja bastante abultada.

Quizá Harvey decidió dar un paso atrás en sus declaraciones del día anterior viendo el revuelo mediático que supuso su anuncio de no lanzar más de 180 entradas. Su médico y él son los más indicados para dar mimos a un codo que ya sufrió una lesión gravísima y que otra parecida le sacaría por completo de la élite de un deporte que sabe recomponer los agujeros creados en un tiempo rapidísimo. Si él no cuida de su salud, una salud que le puede dar muchísimo dinero, nadie lo hará por él. El ejemplo de José Fernández, Masahiro Tanaka y Stephen Strasburg está ahí. Cada uno tiene una salida diferente.

AQUÍ SE PUEDE LEER EL ARTÍCULO ESCRITO POR MATT HARVEY SOBRE SU PARTICIPACIÓN EN PLAYOFFS.

0 Comentarios

Normas Mostrar