MUNDIALES DE PEKÍN

Ayana rompe a Dibaba y 'pleno' etíope en 5.000 metros

Genzebe Dibaba no resistió el ritmo impuesto por la ganadora Almaz Ayana y sólo logró la medalla de bronce. Senbere Teferi, plata.

0
Ayana rompe a Dibaba y 'pleno' etíope en 5.000 metros
DAMIR SAGOLJ REUTERS

Con la pista del 'Nido de Pájaro' aun húmeda por la catarata de agua que cayó hasta dos horas antes de la carrera (y esto, a pesar de las máquina secadoras con aire caliente), la gran favorita para el título en 5.000 metros, Genzebe Dibaba no resistió el tremendo ritmo de crucero impuesto su compatriota Almaz Ayana y apenas pudo conquistar la medalla de bronce. Otra etíope, Senbere Teferi, atrapó a Genzebe en la última recta y descolgó la plata del cuello de la campeona y plusmarquista mundial de 1.500.

Ayana había dado tiempo a la carrera en 8:55.63 al paso por 3.000 metros, solo 16 centésimas por delante de Dibaba (8:55.84). En solo 200 metros, más, Ayana tiró a muerte y rompió el ritmo a Genzebe, cuya fuerza terminal era lo que más podía temer Almaz Ayana, bronce en el Mundial de Moscú en 5.000 metros y campeona de África en 2014. Ayana no aflojó y Dibaba fue quedando en tierra de nadie, sin referencias y quemando energías.

El último kilómetro de Ayana transcurrió en 2:53.36, lo que la guió hasta una medalla de oro sellada en 14:26.83, nuevo récord de los Mundiales. Por detrás, Teferi y la keniana Viola Jelagat Kibiwot daban caza a Dibaba, quien reaccionó con sus últimas reservas cuando se vio alcanzada. Pareció que Genzebe iba a quedarse con la plata, pero en el último metro, Teferi la superó y cruzó al fin en 14:44.07. Por los pelos, Genzebe Dibaba logró el bronce en 14:44.14, solo dos centésimas por delante de Kibiwot. Genzebe llegó a Pekín sin una sola medalla en Mundiales al aire libre y se marcha con el oro de 1.500 (esfuerzo que muy probablemente le pasó factura en esta final) y este bronce de 5.000. Ahora, su intención es descansar en Etiopía,con la idea de regresar a entrenarse en Barcelona, concretamente en las pistas de Sabadell. Otra de sus ideas a más largo plazo pasa por intentar competir en 3.000 obstáculos, "aunque sé que, por series y horarios, eso sería imposible en un gran evento internacional; no sería compatible, pero quiero intentarlo", dijo Genzebe Dibaba a AS.