FICHAJES DE VETERANOS

Dos viejos rockeros como Vick y Grossman vuelven a la NFL

Steelers fichan a Vick y Falcons a Grossman. Dos veteranos de garantías para suplir a dos de los mejores QBs de la liga. Ambos fichan por un año.

0
Dos viejos rockeros como Vick y Grossman vuelven a la NFL

Michael Vick ficha por los Steelers para un año. El jugador ex de Falcons, Eagles y Jets formará parte de la plantilla de los “Señores del Acero” por la lesión del QB suplente Bruce Gradkowski. Por su parte Grossman llega a los Falcons, también por una temporada, como suplente de Matt Ryan debido, en gran parte, a que ya jugó bajo las órdenes de Kyle Shanahan en Redskins.

La NFL estuvo durante dos décadas viviendo en una nube con la calidad extraordinaria de la mayoría de los QB titulares. Nombres como Montana, Elway,Kelly o Marino en los 90´; y Favre, Manning, Brady o Brees en la primera década del siglo XXI han llenado de magia los estadios de la NFL, pero…

… todo se acaba, las grandes rivalidades entre QBs estrellas están muriendo cada año que pasa. Los equipos no dejan de buscar ese crack que cambie el signo de la posición de QB, pero actualmente, quitando a Rodgers, Luck, y unos pocos más que casi se cuentan con los dedos de una mano, hay pocos equipos que tengan una super estrella joven con la que asegurar un futuro de éxitos.

Los grandes pocket passers del pasado no encuentran continuidad. Actualmente los QB son jugadores muy físicos, con gran movilidad pero que en su mayoría carecen de esa tranquilidad que tienen los elegidos, aquellos que son capaces de esperar hasta la última décima para soltar el balón y llevarlo hasta las manos de su receptor en el momento preciso. Aquellos tiempos pasaron y quién sabe si volverán.

Pero el problema no es tanto el cambio de prototipo de quarterback sino la calidad de los mismos. Cada vez hay menos QB de garantías, la mayor muestra de ello es que los equipos tienen que pagar auténticas barbaridades para mantener en sus plantilla jugadores que no dejan de ser mediocres.

¿En qué desemboca todo esto? Pues en que los equipos no son capaces ni siquiera de encontrar suplentes de garantías. Por ello tienen que echar mano de dos viejos rockeros como Michael Vick y Rex Grossman.

Grossman disputó una Superbowl con los Bears.

Vick llegó a la NFL cómo número 1 del draft y con la promesa de que sería el jugador que reinventaría la posición. Sus carreras con el balón y su carisma le hicieron ser una de las estrellas de la liga. Por su parte Grossman disputó una Super Bowl con los Chicago Bears, algo que está al alcance de muy pocos.

Ninguno tuvo un final de carrera estelar, ninguno logró un anillo, pero ambos fueron titulares en equipos exitosos y eso les hace tener una gran experiencia. Esta característica sumada a su veteranía y la tranquilidad que aportaran a sus equipos, seguro que han sido esenciales a la hora de ser fichados. Si algo buscan los equipos en sus QB es fiabilidad, y ante la escasez de tal virtud más vale malo conocido…que peor por conocer.

Probablemente ninguno de los dos tengan que hacer grandes florituras en el campo, a no ser que se produzca alguna lesión, por ello el riesgo que corren Steelers y Falcons es bastante pequeño.

Probablemente la mayor preocupación es lo que pueda causar en el vestuario una bomba como Vick. Ben Roethlisberger es un conocido activista pro-animales y por todos es conocido el problema que tuvo el ex de los Jets con las peleas de perros. Además su carácter le ha traído más problemas a lo largo de su carrera, aunque seguro que los años han apaciguado al QB.

Esperemos que nada de esto ocurra y que la temporada sea tranquila para ambos equipos, ya que de esta forma podremos disfrutar de “Big Ben” y Matt “Ice” dos de los pocos QBs de verdad que quedan en la liga.