MUNDIALES DE PEKÍN | 100 METROS

Usain Bolt contra Justin Gatlin: 100 metros entre el bien y el mal

A las 15:15 (Tdp y Eurosport), y si las semifinales van normal, Usain Bolt se lanza a extender su reinado ante Gatlin: plusmarquista de 2015… y dos veces controlado con dopaje.

0

Si las semifinales que arrancan a las 13:10 horas no lo impiden, el National Stadium de Pekín, el ‘Nido de Pájaro’, se iluminará hoy a las 15:15 con un duelo casi de ciencia-ficción: Usain Bolt contra Justin Gatlin en una final de 100 metros es, en esta época del atletismo, algo así como el Jedi contra Darth Vader. El Jedi es Bolt, claro: plusmarquista mundial de 100 y 200 metros, dueño de 14 títulos olímpicos y mundiales. Un Relámpago de 1,96 de altura, titán simpático y elástico que atraviesa 100 metros en 41 zancadas. “Hace que, a su lado, los otros sprinters parezcamos chiquillos”, describe el velocista estadounidense Darvis Patton.

Gatlin (1,85 de altura) ha sido controlado dos veces con sustancias prohibidas: 2002, con anfetaminas ‘Adderall’, sin castigo por la prescripción médica y 2006, con suspensión de cuatro años por testosterona sintética. Y aquí ocupa, obviamente, el papel de un vertiginoso Darth Vader que usó 42,5 zancadas para su bronce olímpico en los 100 metros de Londres y que asalta el Nido del Relámpago con la plusmarca de 2015 en el hectómetro (9.74 por 9.87 de Bolt) y también con la mejor marca de las series de ayer: 9.83, con asterisco por los 2,1 de viento a favor contra 9,96 de Bolt, quinta marca de las previas… pero la mejor de Usain en toda ronda de apertura de unos Mundiales, única vez que ahí ha bajado de 10.00. “La idea era hacer una carrera fácil, sin mirar el tiempo. No sé qué pasará; no lo sé, sinceramente. Veo bien a Bolt; él saldrá a hacer su carrera... y yo a hacer la mía”, analiza Gatlin­, campeón mundial en 2005 y que hacia 2006, a las órdenes del cínico Trevor Graham, se pasó a las fuerzas del Mal.

Bolt firmó los 9.96 casi al ralentí, con 0,3 metros de viento en contra y entre un silencio aplastante. “Siento que ya está todo junto; las sensaciones en la pista fueron de total rapidez, las mismas sensaciones de rapidez que tuve en 2008... aunque todo el mundo está muy rápido aquí. El silencio imponía respeto, es el silencio con el que yo creo que se recibe a un campeón, al mejor. Si ese soy yo y si ese silencio era para mí, solo puedo estar agradecido a todos porque aún me exigirá estar más concentrado, por respeto a este público y a mí mismo”. Ese mismo es Usain Bolt: el Relámpago del Bien, el Jedi de este atletismo. ¿Qué será de él ante ese Darth Vader, ese Justin­ Gatlin que usa la espada láser de los 9.74 y la memoria muscular de la testosterona sintética?

Gatlin sólo ganó una vez de siete

Hasta hoy, y desde 2011 en Zagreb, Usain Bolt y Justin Gatlin se han medido siete veces sobre 100 metros lisos. Gatlin solo venció una vez, en Roma, justo antes del Mundial de Moscú, donde se mantendría el gobierno de Bolt, al igual que en los Juegos de Londres.