Éxito del 4x200 masculino: récord y billete a Río 2016

MUNDIALES DE KAZÁN

Éxito del 4x200 masculino: récord y billete a Río 2016

Éxito del 4x200 masculino: récord y billete a Río 2016

Alberto Estévez

EFE

Pulverizan la plusmarca española (7:11.39) y se clasifican en noveno lugar: “Es increíble. Lo logramos y estamos emocionados”.

En la zona mixta, enfrente del televisor, Víctor Manuel Martín, Miguel Durán, Marc Sánchez y Albert Puig miraban la última serie de los 4x200 libre. Mordiéndose las uñas y expectantes, porque en juego estaba la clasificación olímpica. Para ello debían quedar entre los 12 primeros. “Habéis quedado novenos”, dijo un periodista presente, cuando los gritos de alegría y los abrazos se sucedieron. Por primera vez en la historia, España tendrá representación en unos Juegos Olímpicos en el relevo 4x200 libre, una de las pruebas más exigentes y bonitas de la natación.

La carrera del cuarteto español fue espectacular. Miguel Durán, el primer nadador en salir, fue el que estuvo por encima de su marca. Actualmente, posee el récord de España de los 200 libre (1:48.18), pero esta mañana ha nadado en 1:49.45. A su lado, un histórico, Grant Hackett, que a sus 35 años regresa a la competición con vistas a los Juegos de Río de Janeiro.

La marca de Durán, tras la clasificación olímpica, es una buena noticia porque certifica que este relevo aún podía haber mejorado más su tiempo y tiene recorrido para, por qué no, poder aspirar a la final en la ciudad brasileña. Le siguió Víctor Martín, el de Churriana, que colocó a España entre los primeros con una marca increíble (1:46.45). Albert Puig, del CN Terrassa, quien derramó unas lágrimas tras conocer la clasificación, consiguió también rebajar del récord de España (1:48.04), mientras que Marc Sánchez cerró la actuación con otra gran marca (1:46.98). Todas ellas sumadas superan el récord nacional (7:11.39), que anteriormente estaba en 7:15.80 conseguido en el Europeo de Berlín.

“Hemos pulverizado el récord de España”, fijo Víctor Manuel Martín. “Este relevo es una apuesta. Veníamos con el reto de clasificarlo para los Juegos. Hay que seguir mejorando para poder estar en la final en Río de Janeiro”, aseguró Marc Sánchez. “Esto es increíble. Lo logramos y estamos emocionados”, añadía Albert Puig.

La apuesta de la RFEN por este relevo en los Mundiales de Barcelona va cogiendo forma. Estos cuatro nadadores, a los que hay que sumarles Eduardo Solaeche, quien ya nadó en los pasados Europeos de Berlín pero que no logró la clasificación para Kazán, ha surtido efecto y se convierte en una apuesta seria para poder aspirar a la final en Río. Será la primera vez en la historia que la delegación española lleva este relevo de 4x200 masculino a unos Juegos.

0 Comentarios

Normas Mostrar