Jeremy Maclin ¿Un error del pasado para Chiefs?

Jeremy Maclin ¿Un error del pasado para Chiefs?

Hace tan solo dos años, los Kansas City Chiefs le daban un contrato de 5 años y 56 millones a Dwayne Bowe, convirtiéndole, por aquel entonces, en nada más y nada menos que el cuarto receptor mejor pagado de toda la liga, tan solo por detrás de Calvin Johnson, Larry Fitzgerald y Mike Wallace.

La historia se repite en 2015, en esta ocasión con Jeremy Maclin como protagonista, firmando un contrato de 55 millones en 5 años (similar al que firmó Bowe), y que le sitúa en la quinta plaza como el receptor mejor pagado, anualmente, de la NFL.

Maclin llega a Kansas City a sustituir a Bowe, un jugador que desde que firmó ese gran contrato, solo ha conseguido un partido de 100 yardas en dos temporadas (en la Wildcard ante los Colts). Pese a las grandes cantidades invertidas en ambos jugadores, el debate ha sido similar en ambas situaciones, ¿de verdad valen el dinero que reciben, equivalente al de una super estrella?

Dwayne Bowe tuvo un rendimiento realmente constante desde su año rookie. Un perenne receptor de 1000 yardas (siempre y cuando disputaba los 16 partidos) recibiendo pases de Matt Cassel. 2010 fué su gran año como profesional, en donde pienso que por momentos llegó a ser el receptor más en forma de toda la liga. En tres partidos consecutivos en el tramo intermedio de la temporada, se fué a las 32 recepciones, 465 yardas y 7 TD.

Jeremy Maclin, por su parte, siempre ha rendido a un nivel excelente, pero 2014 fué el año de su explosión. Más de 1300 yardas, 85 recepciones en 143 pases dirigidos hacia él y 10 TD. Números de receptor super estrella. No obstante, muchos creen que se trata de un "One year wonder" y creen ha rendido "por encima de sus posibilidades" gracias al ataque de Chip Kelly.

Si bien con ambos se ha vivido el mismo debate y surgen las mismas dudas, no podían ser jugadores más diferentes. Bowe es un receptor de posesión, con un rango limitado y que usa su tamaño como principal arma a la hora de generar ventajas. Bowe nunca ha sido un receptor con la habilidad para separarse de su defensor y ha vivido siempre de la habilidad para ganar balones contestados.

Maclin, sin embargo, es un jugador con la habilidad de generar grandes ganancias con el balón en las manos, pese a ser un tanto lineal a la hora de correr. Al contrario que Bowe, es un jugador que gana separación constantemente. Esta creo que puede ser la clave para que Maclin tenga más éxito que Bowe con su nuevo contrato, pues Alex Smith nunca se ha sentido cómodo lanzando en ventanas reducidas, algo a lo que se veía obligado con Bowe.Maclin debe convertirse en el "go-to-guy" de Alex Smith y ser utilizado en diferentes variantes del árbol de rutas, algo que era imposible con Bowe.

Por todos es sabido que los receptores de los Chiefs no lograron un solo Touchdown en 2014, un dato bochornoso y que nunca debería haber ocurrido. Maclin por Bowe ha sido un mero cambio de cromos. El cuerpo de receptores (salvo la incorporación del rookie Chris Conley), sigue siendo el mismo.

El mismo staff que le dió 11 millones al año a Bowe, se vuelve a arriesgar y le da también 11 millones al año a Maclin. ¿Estarán los Kansas City Chiefs cometiendo el mismo error que hace dos años? ¿Merecía Jeremy Maclin sacar un contrato superior al de Randall Cobb? ¿Es realmente un receptor de primerísimo nivel? ¿En qué medida pudo influir la presencia de Chip Kelly para que sus números fueran tan buenos? Cada vez falta menos para empezar a despejar algunas de estas dudas.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar