HARD KNOCKS

El verano es más divertido con los Houston Texans y la HBO

La pretemporada tiene una cita ineludible con la serie documental Hard Knocks, que este año tendrá un seguimiento especial en AS NFL.

0
El verano es más divertido con los Houston Texans y la HBO
HBO

Adoro Hard Knocks. Todos los veranos estoy esperando que empiece para sentir que la temporada de la NFL ya está ahí. De hecho, me resulta una serie más entretenida que los propios partidos de pretemporada y me lleva a la boca el aroma del football con mayor precisión.

Hard Knocks es una serie documental de la cadena norteamericana HBO. Durante toda la pretemporada se incrustan en un equipo con cámaras y micrófonos en todas las esquinas de la franquicia, desde los campos de entrenamiento a los despachos pasando por los vestuarios y los propios partidos en sí. Es más, siguen a los jugadores a sus casas o a sus actos privados cuando la narración lo exige.

Su formato es narrativo. Es decir, no pretende contar como entrena el equipo ni que tácticas va a seguir en la temporada. El objetivo no es mostrar el trabajo profundo del grupo sino narrarnos historias. Ponen el foco en las historias personales de los implicados, ya sean managers, entrenadores o jugadores, así como sus familias, y las desarrollan durante cinco capítulos que se corresponden con las cinco semanas previas a los cuatro partidos de pretemporada y la semana que conduce al inicio de la temporada regular.

De esta forma, lo que más observamos los espectadores son las dudas de los jugadores que saben que se están jugando un puesto para estar entre los 53 elegidos para entrar en el equipo final, la relación del entrenador con sus figuras, las dinámicas entre las estrellas, las anécdotas de sus estilos de vida. Una sobredosis de realismo, tamizado por un hilo argumental definido, que a mí me parece de sobresaliente.

A lo largo de los años hemos podido asistir a momentos fantásticos como ver a Ozzie Newsome manejar unos Ravens campeones en su siguiente temporada en el 2001, la vuelta de Pacman Jones con los Dallas Cowboys en 2008, los increiblemente locos Bengals de 2009 o lo genial que es Rex Ryan con los Jets en 2010.

Este año Hard Knocks vivirá su décima temporada y el equipo elegido han sido los Houston Texans. Hay un potencial enorme en esta decisión porque hay un montón de grandes historias que contar en esa plantilla.

Para empezar, J.J. Watt es una estrella absoluta de este negocio. Y no sólo en el campo, donde no hay discusión, sino también fuera de él, con una personalidad enorme, una capacidad para el jugeuteo con la cámara y unas costumbres que serán, a buen seguro, explotadas.

Pero también con Bill O'Brien, un entrenador que promete ser una de las grandes atracciones de la liga en el futuro más cercano y que será puesto en un escaparate al que no está acostumbrado. No es baladí esto último. Rex Ryan o Mike Zimmer, en sus años con los Bengals, se convirtieron en grandes estrellas televisivas gracias a Hard Knocks y otros, como es el caso de los recientes Joe Philbin y Mike Smith, nos dejaron una impresión de tristes que sus equipos acabaron plasmando en el campo.

Luego, por supuesto, surgirán historias que ahora no conocemos, ni imaginamos. Veremos a rookies llegar a las manos sabiendo que se están jugando el futuro en la liga, veremos a veteranos haciéndoles putadas y veremos un montón de fiestas desbocadas... o las intuiremos.

Este año, además, Hard Knocks será especial para nosotros, para AS NFL, porque hemos llegado a un acuerdo con los Houston Texans para compartir material informativo con vosotros. Es algo que nos hace sentir muy orgullosos. Aún estamos intentando solucionar un problema con la inclusión de vídeos, pero esperamos que la unión con la franquicia tejana os traiga textos dignos de ser leídos. Os dejo el ejemplo de lo que Enrique Vasquez ha escrito como previa para la propia web de los Houston Texans:

http://www.houstontexans.com/espanol/article-2/Camaras-jugadores-motivaci%C3%B3n/2ce93bda-af52-446c-831c-a5fb879ab83b

Además, para completar la cobertura, me comprometo a hacer una crónica/crítica/análisis tras cada capítulo emitido por la HBO. Porque la pretemporada de la NFL es mucho más divertida gracias a esta genial idea que es mostrarnos, de verdad, que es lo que pasa en el interior de un equipo cuando la gente se está jugando su futuro.

Os dejo con el trailer de esta décima temporada (hace falta un segundo click para verlo en YouTube):