Los Chargers enfurecen a su mejor jugador defensivo

SAN DIEGO CHARGERS

Los Chargers enfurecen a su mejor jugador defensivo

Los Chargers enfurecen a su mejor jugador defensivo

Kevork Djansezian

Getty Images

La gestión que está haciendo el staff técnico del equipo de San Diego de la situación contractual de Eric Weddle es un desastre.

Rápido, sin pensar, decid cual es el grupo más flojo de los San Diego Chargers. Si habéis dicho la defensa estáis en lo cierto. Si habéis dicho el ataque es que os estáis haciendo los graciosos. Si habéis dicho los equipos especiales estáis tratando de hilar demasiado fino.

A toda velocidad, a bote pronto, decid cual es el mejor jugador de la defensa de los Chargers. Cualquiera que no haya dicho Eric Weddle que haga el favor de dejar de tomarnos el pelo a todos los que estamos tratando de seguir este texto con cierto orden, hombre ya.

Eric Weddle es el mejor jugador de la defensa de los Chargers y una de las pocas esperanzas del equipo, uno de los clavos ardiendo a los que agarrarse para creer en que pueden destronar a los Denver Broncos en la cima de la AFC Oeste. Dado que el ataque va a funcionar, toda mejora tendrá que venir por el lado de la defensa. Y esa mejora sólo se entiende si Weddle sigue a su nivel. Que es el de la total y absoluta élite de la NFL. Se cuentan con los dedos de una mano (y sobran) los strong safeties de su nivel.

Pues bien, Tom Telesco, general manager de la franquicia, y Mike McCoy, entrenador jefe de la plantilla, no han tenido mejor idea que cabrear como una mona a su estrella defensiva al punto de que no ha aparecido aún por los entrenamientos del equipo.

Eric Weddle tiene 30 años. Esta temporada cobrará 7,5 millones de dólares, pertenecientes al contrato de 5 años y 40 millones que firmó en el 2011. Será agente libre el próximo invierno. Por eso quiere sentarse a negociar ya mismo con la franquicia con la que ha jugado sus ocho años como profesional. Y le han dado con la puerta en las narices.

No sólo eso, sino que le han dicho que en modo alguno hay opciones de que el tema se vaya a tratar. E, incluso, al no estar en los entrenamientos, McCoy ha dicho a sus compañeros que el equipo va a actuar como si Weddle no fuese a jugar la temporada con ellos.

Es un movimiento de una extrema torpeza.

Weddle es un líder en el vestuario. Seguro que muchos de sus amigos y vecinos de cambiador torcieron el morro ante la chulería de su entrenador. Además, es una demostración de absoluta falta de lealtad para un jugador que lo ha sido todo. Encima, para alguien que siempre ha cumplido con las órdenes que le han dado, como es el hecho de seguir jugando en equipos especiales a pesar de su estatus como estrella en la liga.

Estoy seguro de que el safety aparecerá en breve por los entrenamientos del equipo, sobre todo cuando sean obligatorios, y lo dará todo. Pero que no le pidan que vuelva a jugar en equipos especiales, ni le pidan "descuentos de la casa" la próxima temporada. Es más, es muy probable que ahora mismo no tenga en mente jugar con San Diego en 2016.

La NFL es una liga cruel. Eso lo saben todos los jugadores. tu momento pasa rápido. Los contratos no son garantizados. La sustitución de cuerpos es sencilla. Pero no se puede tratar así a quien te lo ha dado todo, no se puede ser tan desleal. San Diego debería poder afrontar la renovación de Weddle este mismo año; no sólo es de justicia, sino que sería un movimiento que daría confianza a toda la defensa y mandaría un mensaje de respeto interno a todos los jugadores de la plantilla.

0 Comentarios

Normas Mostrar