Conozca los mejores quaterbacks del draft de la NFL 2015

NFL DRAFT 2015

Conozca los mejores quaterbacks del draft de la NFL 2015

Conozca los mejores quaterbacks del draft de la NFL 2015

Getty Images

Están Jameis Winston y Marcus Mariota y, detrás, pero muy detrás, el resto de pasadores de una clase con una notable escasez de talento.

Es norma común en la actual NFL decir que el talento en la posición de quaterback está cayendo a mínimos históricos. No creo que sea para tanto pero lo cierto es que la proliferación de los ataques spread en el fútbol americano universitario, que exigen poco a los QBs como pasadores, ha hecho que el necesario proceso de formación de estos jugadores cambie drásticamente.

Y lo cierto es que en esta clase se puede observar esa tendencia pues detrás de los archiconocidos Jameis Winston y Marcus Mariota apenas si se atisban jugadores capaces de pelear si quiera por estar en una plantilla de la NFL, ya no digamos disputar la titularidad. Es más, hasta ambas estrellas son cuestionadas por no pocos especialistas.

Sin embargo, la necesidad en el puesto estrella de la liga es tan acuciante que no hay duda de que los equipos apostarán a todo o nada las veces que haga falta con la intención de encontrar ese mirlo blanco que es un quaterback franquicia.

Jameis Winston

Jameis Winston con Florida State.

Universidad: Florida State
Edad: 21 años (6 de enero de 1994)
Altura: 1,93 m.
Peso: 104 kg.

A estas alturas no hace falta presentar a la figura más polarizante de esta draft y, muy probablemente, al primer elegido en la noche del jueves por los Tampa Bay Buccaneers.

Winston es un jugador complicado de analizar. Por un lado tiene un brazo espectacular y, aún más importante, una capacidad para hacer al balón cubrir distancias aéreas en situaciones comprometidas que es puro oro en la NFL. Sin embargo, ese puede ser el causante de uno de sus defectos más visibles: no cuida en exceso la colocación de su cuerpo en el pase. Es decir, es tan capaz de jugar sin el debido equilibrio que, a veces, se arriesga en exceso y eso lleva a un montón de intercepciones, como demostró este año en Florida State. No obstante, fue capaz de ser la estrella que luego remontó todos esos partidos, salvo la semifinal del campeonato frente a Oregon.

No es rápido, pero es muy duro, y a nadie le cabe duda de que, por condiciones, es un talento excelso NFL. Además, ha jugado en su periplo colegial en un sistema similar a los que usará en el mundo profesional, por lo que está preparado para ello. Y, no lo olvidemos, en el año 2013 fue el mejor jugador de la competición y su equipo salió campeón.

Sin embargo, lo que echa para atrás a mucha gente es su comportamiento fuera del campo, con varios episodios de inmadurez en el campus, que no irían más allá de chiquilladas propias de la edad sino fuera porque, además, se ha visto envuelto en un muy turbio asunto de agresión sexual, y digo turbio porque aún no está claro lo que realmente pasó.

Marcus Mariota

Marcus Mariota en una jugada con Oregon.

Universidad: Florida State
Edad: 21 años (30 de octubre de 1993)
Altura: 1,93 m.
Peso: 99 kg.

Mariota, en muchos sentidos, es lo opuesto a Winston: muy tímido, muy buen chico, obediente, físicamente de un nivel estratósferico... pero, también, aún sin probar en un sistema profesional.

Porque Mariota ha jugado sus cuatro años en Oregon en un esquema spread que apenas si le pedía hacer una lectura de su primer objetivo y poner el balón en el hueco preestablecido. Eso no quiere decir que no sea capaz de aprender a jugar en la NFL, en absoluto, sino que es casi imposible asegurar una cosa o su contraria.

Lo que si se puede decir es que como talento puro, como complexión y definición, Mariota debería ser el sueño de todo ojeador de QBs y no es difícil imaginar que algún equipo caiga perdidamente enamorado de él.

Brett Hundley

Brett Hundley con la universidad de UCLA.

Universidad: UCLA
Edad: 21 años (15 de junio de 1993)
Altura: 1,91 m.
Peso: 103 kg.

Hundley es el ejemplo de cuan rápido cambian las percepciones sobre los jugadores que se presentan al draft y como de todo lo que se diga antes de que comience el proceso de evaluación, es decir, entre febrero y la fecha de la elección, es todo papel mojado. Porque Brett fue considerado, cuando debutó en UCLA en la NCAA, como el mejor QB de esta clase. 

Cuando uno lo ve jugar por primera vez se lleva esa impresión, desde luego. Parece que se está ante un jugador llamado a marcar época. Fuerte, alto, veloz, ágil, con buen brazo. Sin embargo, cuanto más se le ve más se da uno cuenta de que tiene una tendencia fea a salir corriendo y tirar de sus piernas a la mínima presión que sufre. Además, su precisión está lejos de ser la ideal.

Cuando esto pasa en el primer año de universidad nadie le da importancia. A fin de cuentas, un chaval de 18 años tiene mucho margen de mejora. Pero cuando, tras tres años, no se atisba desarrollo alguno, es cuando empiezan a levantarse todas las señales rojas y se pasa de ser, como Hundley, un seguro en primera ronda a un proyecto de jugador que no parece que vaya a ser elegido antes de la tercera ronda.

Bryce Petty

Bryce Petty trata de eludir la presión en un partido de Baylor.

Universidad: Baylor
Edad: 23 años (31 de mayo de 1991)
Altura: 1,91 m.
Peso: 104 kg.

A Petty no le va a servir la coartada de los números, de la estadísticas. Como tantos otros, en su propia universidad Robert Griffin III, Bryce ha podido gozar de un ataque casi imparable en el que sólo se le pedía, sin apenas mover los pies y desde la posición de shotgun, poner la bola en el primer lugar que la jugada marcaba. Los ojeadores se han vuelto mucho más escéptcios con los jugadores que juegan en este sistema tan espectacular pero que infla las estadísticas en exceso.

Petty, por eso mismo, por no estar exigido, ha podido completar una buena carrera universitaria, pero hay muchas dudas sobre su precisión, pues es de los QBs que lanza monedas al aire en cada pase profundo y que sea lo que Dios quiera.

Tampoco le acompaña una velocidad notable ni una capacidad para moverse en el pocket por lo que sólo el hecho de que esta clase de QBs sea tan mediocre le hace ser considerado para estar en una tercera o cuarta ronda.

Garrett Grayson

Garrett Grayson lanza el balón para Colorado State.

Universidad: Colorado State
Edad: 23 años (29 de mayo de 1991)
Altura: 1,88 m.
Peso: 97 kg.

Es muy probable que Grayson sea el tercer QB seleccionado en este draft. Mucho. A pesar de que puede parecer físicamente de un nivel inferior a su compañeros de promoción, el hecho de no haber vivido una sobrexposición le beneficia. Y es que ha jugado en una universidad pequeña, Colorado State, y los grandes focos nunca le han señalado. Cuando los ojeadores, al fin, se han fijado en él se han encontrado con una promesa de jugador superior a lo que esperaban, y estar por encima de las expectativas siempre da réditos.

Grayson es un pasador más puro que Petty y Hundley, pero también hay que tener en cuenta que se ha enfrentado a rivales de menor entidad que los anteriores.

Lo que puede hacer de él una elección de valor es que se le atisba un cielo, un techo, superior al de los otros dos y, como decía al principio, con la gran necesidad de QBs que hay en la liga es entendible que más de un entrenador entienda que vale la pena correr el riesgo y tenerle a sus ordenes en el campo de entrenamiento.

0 Comentarios

Normas Mostrar