Estás leyendo

El Liceo Francés tira de cantera para llegar a la élite del rugby

RUGBY

El Liceo Francés tira de cantera para llegar a la élite del rugby

El Liceo Francés tira de cantera para llegar a la élite del rugby

Los Sub-21 se proclamaron campeones de la Comunidad de Madrid y este domingo arrancan las semifinales por el título nacional.

El Liceo Francés es una de las canteras inagotables del rugby madrileño. Un año más, los Sub-21 han sido campeones de la Comunidad de Madrid tras vencer al CRC y, este domingo (11:00), comenzarán en casa las semifinales por el título nacional frente al Sant Cugat. “Esta es una generación clave, donde se cruzan tres edades distintas (19, 20 y 21), los estudios y el plano personal. Pero trabajamos en una línea de cultura del esfuerzo y trabajo, que funciona muy bien”, dice César Archilla, míster de los Sub-21.

La plantilla

Apertura: Juan Couret, Carlos Cuerda, Aldo García. Medios: Ángel Cobos, Jorge Torán. Centros: Javier de Ramón, Jaime García, Antonio Carabel, Guillaume Dieudé, Maxime Dubourg, Nacho Fernández, Julio García, Marco Piergili y Víctor Rubio. 1ª Línea: Joel Guillén, Carlos Iglesias, Javier Izquierdo, Ignacio López, Antonio Gómez, Alberto Núñez, Luis Manuel Ortega. 2ª Línea: Alberto Antón, Lucas del Campo, Alonso Fernández, Luis López-Doriga, Alfonso Puras, Rafael Ricouard. 3ª Línea: Diego Castaño, Mario Corral, Alfredo de la Rubia, Bruno Olmo, Lucas Ruiz, Ignacio Llopis y José Manuel de Aguinaga, Rafael de Zuloaga y Luis Magaña. Alas: Guillermo Barrio, Lucas Gervás, Mario González, Pedro López, Alejandro de Zan, Juan Echanove, Ignacio García, José Martín, Jaime Usero e Íñigo Zabala. Zagueros: Guillermo Peña.

Su nivel es tal, que hasta seis jugadores ya han debutado con el equipo de División de Honor B (tercero este año), donde algunos aportan un papel bastante importante. Son Nacho, Jimmy, Pisco, Peña, Carlos Cuerda y Antón. “Tienen una gran proyección y su presencia es un refuerzo muy positivo para el resto del grupo. Tiran unos de otros”, comenta Archilla, que ve que el equipo absoluto “está creciendo con estas hornadas de jugadores”. “Estamos sufriendo una gran regeneración, el jugador más veterano tiene 25 años y el proyecto es muy interesante. No sé hasta dónde llegaremos, pero estos chicos son nuestra apuesta”, afirma Archilla, cuya plantilla se nutre de alumnos del colegio Liceo Francés y jugadores madrileños, especialmente del barrio de Hortaleza.

La filosofía del Liceo es “tirar de gente de la casa”: “Nosotros crecemos sobre nuestros jugadores, mejor que apostar por fichajes. Tienen un gran compromiso. Se le puede hablar de los colores y el escudo”. Y la joya son los Sub-21. “En ellos estamos poniendo toda la carne en el asador. Porque son los que al final darán el nivel deportivo al club. En los últimos años han evolucionado muchísimo”.

“La cultura del esfuerzo” de Archilla no es “dar charlas”, sino “trabajo, entrenamientos y que se vean claros los objetivos”. Uno de los principales era volver a luchar por el título nacional, que el año pasado le arrebató el Sant Boi en la final. “Ganar o no estará ahí, pero mi gran satisfacción como entrenador es ver crecer a los chicos”, cuenta Archilla, que ve el choque contra Sant Cugat “complicado”. “Nos centraremos en nuestras fortalezas y jugaremos sobre ellas”.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar