Jameis Winston: el futuro número uno del draft 2015 (I)

Jenny Vrentas de The MMQB tuiteaba hace unos días la siguiente frase escuchada en la Combine: " There are 300 mill ppl in the US, and we can't find 32 NFL QBs? As coaches, we're messing it up.". Esta curiosa afirmación ilustra uno de los problemas al que cada año varios equipos de la NFL se enfrentan: la búsqueda de su QB franquicia.

En esta tesitura se encuentran los TB Buccaneers, portadores del pick #1 en el próximo draft del 30 de Abril en Chicago; y a día de hoy, todo parece indicar que o Marcus Mariota o Jameis Winston tendrán el honor y la responsabilidad de ser ese pick.

Mi apuesta personal es clara, la selección será Jameis Winston.

Jameis Winston en 2013, su primer año como jugador (y titular) en FSU, ganó el Heisman Trophy, galardón que se entrega cada año al mejor jugador del futbol americano universitario. El mismo año, Jameis llevó a FSU (Florida State University) a ganar el último campeonato nacional universitario de la era BCS. En 2014, Jameis y FSU llegarón a las semifinales del campeonato nacional (la famosa Rose Bowl) en el nuevo formato, tras pasar imbatidos por la temporada regular. Aquí cayeron, ampliamente derrotados, ante la Oregon de Mariota.

Winston es un jugador especial. Es un QB prototípico en muchos aspectos según los cánones NFL: liderazgo, carisma, pro-style, juego desde el pocket, dominio de la táctica, manejo de las defensas, potente brazo... Verle lanzar un football es una delicia. La comodidad y fluidez con la que pasaba a receptores completamente desconocidos en la Combine era maravillosa.

Una de las cualidades de Winston que más impresionan es su anticipación; su capacidad para lanzar a sus receptores antes de que estén desmarcados. En la NFL veréis QB titulares que no anticipan ni diseccionan defensas con la facilidad que lo hace Jameis. Para ejemplo os mostraré una secuencia sacada de la Rose Bowl. (VER IMAGEN 1)

Imagen 1

Otra aptitud que destaca en Winston es la precisión y la velocidad de sus pases. Es capaz de lanzar un dardo por el medio de la defensa y una preciosa parábola a una esquina de la End Zone; poniendo a sus receptores (casi) siempre en posición de completar la recepción. Estas cualidades las acompaña de una buena presencia, movimiento en el pocket y de una característica de la que hablaremos cuando nos metamos a fondo con Mariota: la capacidad de manejar a las defensas con los ojos. Además hablamos de un QB capaz de manejarse con presión y de extender jugadas si la protección se rompe, llegando algún americano a compararle con Big Ben (quizá exagerando un poco).

El gran defecto que se le pueden achacar a Winston es su protección del balón, entendida esta cualidad como la capacidad de evitar turnovers. Aprovechando otra comparación recurrente, en ocasiones, el juego de Winston recuerda al de Eli Manning; y aunque son jugadores únicos, entiendo el porqué de esta referencia. Este año se podía ver a Jameis lanzar 3 pases interceptados en el primer cuarto del partido. No todos culpa suya, pero algunos poco justificables. En la NFL es raro (rarísimo) ganar un partido si le das el balón al rival más de lo que queda dentro del azar del juego.

No obstante, y mirando el lado positivo, muy *a la Eli*, Jameis es un jugador capaz de recomponerse anímicamente y tras lanzar esas 3 INTs completar un magnífico drive para ganar el partido. Personalmente, soy más partidario de un jugador que arriesga y pone algo de "mojo" en su juego, como Jay Cutler, por ejemplo, que un sobre-proteccionista, como Alex Smith, pero entiendo que esta circunstancia será un tema habitual en las conversaciones de Jameis con Tampa (u otros pretendientes) pre-draft.

Este año sólo habrá 5 QBs que pasarán por el famoso show Gruden's QB camp, y uno, por supuesto, será Winston. Para los que les guste la táctica este programa suele ser bastante entretenido (os animo a ver el episodio de otro crack de las *Xs&Os* como Luck) y el de Winston promete. Jimbo Fisher (HC de FSU) es un entrenador inteligentísimo en mi humilde opinión (y un enorme reclutador), capaz de sacar lo mejor de EJ Manuel. En muchas conferencias de entrenadores reconoce que le enseña a su QB "lo que puede asimilar": si el chico es avispado le da más libertad en los ajustes, añade complejidad a las jugadas e introduce más lecturas (a veces, incluso en la NFL, algunos WRs ni siquiera están dentro de las lecturas del QB); si por el contrario es más limitado, simplifica las jugadas, introduce conceptos en los que el QB pueda correr, etc. Jameis siempre ha destacado como un excelente estudioso del juego (el dibujo que muestro lo hizo en Middle School), y seguro que Jimbo le ha educado y lanzado muchos conceptos, y probablemente Gruden le exprimirá algo de ese conocimiento.

Imagen 2

Un aspecto que no vamos a tocar es "Winston fuera del campo". No me encuentro en disposición (ni ganas) de emitir ningún juicio respecto a esos sucesos. Lo que sí puedo decir, porque se ve en los partidos, es que Winston es un líder nato. El primero en animar a un compañero tras cometer un error; en asumir la culpa de jugadas que quizá no fueran culpa suya; en tirar de sus compañeros para remontar un partido, y esto a buen seguro será muy bien valorado por Lovie Smith.

En el próximo artículo de esta serie hablaremos del otro QB candidato a ser elegido con el #1; aunque, en mi opinión, menos probable, Mariota merece una mención aparte.