Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

Fantoba: "Hay que estar un poco loco para dedicarse a esto"

VUELO ACROBÁTICO

Fantoba: "Hay que estar un poco loco para dedicarse a esto"

Fantoba: "Hay que estar un poco loco para dedicarse a esto"

JESÚS AGUILERA

El piloto navarro de 49 años ha comenzado otra temporada de vuelo acrobático tras su exitosa campaña de 2014, en la que se proclamó campeón de Europa en Hungría.

Existen pocos deportes tan espectaculares para el público y con tan poco calado entre el mismo. Pero al que caza le retiene para toda la vida. Eso le ocurrió al pionero del vuelo acrobático en España, Cástor Fantoba, piloto del equipo Bravo3 Repsol. Este navarro de 49 años es pentacampeón de España y desde el 30 de agosto también campeón de Europa tras imponerse en Matko (Hungría) a dos campeones mundiales como Mikhail Mamistov y François Le Vot.

“Comencé relativamente tarde, con 28 años, aunque en vuelo acrobático no es nada raro”, explicó Fantoba a AS. Apasionado de un deporte sin ningún tipo de subvención: “El dinero que gano como piloto lo utilizo para pagarme los gastos del vuelo acrobático”. Y no sólo eso, sino que Cástor es además su propio mecánico. Él se encarga de poner a punto su Sukhoi M26, el avión con el además viaja a cada torneo: “Es como si Alonso viajase por el mundo con su Ferrari, una locura”. Otra traba es la ausencia de preparadores físicos. Las técnicas van surgiendo por iniciativa propia de cada persona.

El trabajo táctico es obra de Nikolai Nikituk quien les prepara para cualquier situación posible. “Me ha ayudado a visualizar las pruebas, algo clave especialmente en los programas Desconocidos los cuales son a vuelo único 12 horas después de recibirlos en mano”. La exigencia de los jueces obliga a ello: “Inicialmente tienes 10 puntos que se van reduciendo con cada mínimo fallo. O vuelas con precisión y agresividad o estás perdido”.

Cástor pronuncia lleno de orgullo el nombre de Vytautas Lapènas, “el culpable de que me tomase el vuelo en serio”. Con él subió un escalón, adquirió un avión más competitivo para el Europeo de 1999 de Córdoba, su debut internacional. “Fue un desastre. Para los cinco que íbamos todo era nuevo”. Pero Lapènas veía algo que el resto no alcanzaba y siguió preparando a estos chicos hasta el Europeo de 2006 en Suiza: Plata por equipos y oro de Cástor Fantoba en Programa Desconocido.

“A partir de entonces vimos que la gente nos empezó a respetar, nos tomaron en serio”, explicaba Fantoba con un brillo diferente en sus ojos. El mismo que se difuminó al hablar del futuro de este deporte: “Al no haber ayudas los jóvenes no se lanzan. Hay que estar un poco loco para dedicarse a esto porque no hay retorno, a no ser que se tenga la inmensa suerte de encontrar un patrocinador”. Mientras tanto aún queda Cástor para rato empezando por el próximo Mundial de 2015 en Francia.

0 Comentarios

Normas Mostrar