Competición
  • Clasificación Eurocopa

‘Reinas del Esfuerzo’: la mujer brilla en el deporte español

Deporte femenino

‘Reinas del Esfuerzo’: la mujer brilla en el deporte español

‘Reinas del Esfuerzo’: la mujer brilla en el deporte español

Jesús Á. Orihuela

La exposición estará hasta el 11 de enero en el Matadero de Madrid. Marín: “Nuestras deportistas son la mejor marca España del momento”.

Mirad esa es Carolina Marín ¿La conocéis?”, pregunta Patricia, una chica deportista, a las tres amigas que ha llevado a la exposición Reinas del Esfuerzo en el Matadero de Madrid. “Sí, creo que sé quién es, la campeona de bádminton ¿no?... Y allí está Mireia, y Amaya Valdemoro”, dice Isabel, en esta especie de Trivial: “A las de las fotos más antiguas no las conocemos”.

La muestra, que estará hasta el 11 de enero, cuenta con 40 instantáneas de EFE, que hacen un recorrido por la historia del deporte femenino español. Desde 1927, cuando Lilí Álvarez era subcampeona de Wimbledon, hasta las Guerreras del balonmano, que el domingo fueron plata europea. “En los últimos tiempos hemos asistido a unos grandes éxitos de la mujer española en el deporte, pero queríamos enseñar a las que abrieron el camino en los años 20 y 30... cuando esto era un desierto. Por eso hemos dedicado la portada a Lilí Álvarez”, cuenta Fernando Moreno, comisario de la exposición.

Entre las fotografías más vetustas se puede ver a la ciclista Faustina Valladolid, que recorrió 15 kilómetros en 31 minutos (1935) o un partido de fútbol entre las coristas del Teatro Eslava y el Cervantes (1933). “Es muy curioso, ver cómo las mujeres jugaban con falda”, cuenta Moreno, que se vio tentado de poner sólo fotos antiguas: “Pero queríamos contar la historia y llegar hasta hoy”.

Y por el camino pasan Sagrario Aguado, que saltó 1,71 en altura (1972) o Arantxa Sánchez Vicario, ganadora de Roland Garros en 1989. “Hay muchas de Barcelona porque es cuando más resultados femeninos empieza a haber”, cuenta Theresa Zabell, que sale acompañada de su inseparable Natalia Vía Dufresne, con la que ganó el oro en España y Atlanta 96. “Es que hasta entonces la vela femenina no estaba ni en el programa olímpico”, dice Theresa, cuyo retrato está cerca de Eva Rueda, Coral Bistuer o Miriam Blasco, primera medallista en unos Juegos de Verano. Meses antes, Blanca Fernández-Ochoa había subido al podio olímpico invernal en Albertville. También figura.

Explosión. Luego llegan Conchita Martínez, Joane Somarriba, Beitia o Amaya Valdemoro. Y en nuestros días, Mireia, el equipo de sincro, el conjunto de rítmica, el waterpolo... “Ahora tenemos un lujo de deporte femenino. Las chicas se salen por todos lados”, sigue Zabell y remata Carolina Marín: “Ahora se puede decir que nuestras mujeres deportistas son la marca España del momento. Ojalá tengamos más campeonas del mundo”. Palabra de pionera.

Comentarios

Comentarios no disponibles