Premios AS 2014 | Sara Sorribes

“¿Premio AS? Me siento como una niña que estrena zapatos...”

Sara Sorribes a los 14 años ya estaba en el ránking WTA y este verano, con 18, se proclamó campeona de Europa junior. Opta al Promesa de AS.

Madrid
0
“¿Premio AS? Me siento como una niña que estrena zapatos...”

Me siento como una niña con zapatos nuevos”. Sara Sorribes (Vall d’Uxó, Castellón, 1996) describe así qué supone para ella ser nominada al Premio Promesa de AS. “Una sorpresa total. No me lo esperaba para nada”. Pero a quien la conoce no le sorprende. Su historia está llena de marcas. A los 14 se convirtió en la española más joven en el ránking WTA. A los 18, este verano, se proclamó campeona de Europa junior. Su golpe estrella es su cabeza. Una roca. Como la de Nadal. No baja los brazos. No se da por vencida. Nunca.

La primera vez que cogió una raqueta tenía cuatro años. Su madre daba clases en el Club de Tenis Vall d’Uxó y Sara iba con ella. Un día, por probar, probó. Y el tenis se convirtió en su vida. “Quiero ser tenista”. Vivir de ello. Y por eso trabaja cada día, horas y horas. Ahora mismo es la 243 del mundo. Su mejor puesto, de momento. En su cabeza siempre está el ser mañana un poquito más que hoy. Cumplir los objetivos marcados. “Este 2014 ha sido mi año”. Y eso que no lo empezó muy bien. Pero de junio para acá lo ha bordado. “Tengo que mejorar el saque. Y los golpes”. Domina la volea. Donde mejor se maneja es cerca de la red.

Admira a David Ferrer y a Anabel Medina, con quien se entrena. “Es de agradecer que en el doble esté pendiente de mí. ‘Sara, cuidado”. ‘Sara, esto’. Y todos los consejos que me da son buenos”. Algún día, dice, le gustaría ganar Wimbledon. O Roland Garros. De momento, puede presumir que sólo dos tenistas españolas, hasta ella, habían ganado el Europeo junior: Conchita Martínez, en 1988, y Carla Suárez, en 2006. Casi nada.