CROSS DE ATAPUERCA

Merga consigue el póquer de victorias en Atapuerca

El etíope ganó “el mejor cross del mundo” por delante de su compatriota en un sprint que se resolvió por la foto-finish. Sigue siendo el jefe de Atapuerca.

0
Merga consigue el póquer de victorias en Atapuerca
Santi Otero EFE

Por los pelos, pero Imane Merga continúa con el bastón de jefe de Atapuerca en una mañana fría y ventosa, que se presentó con el incendio de la fábrica de Campofrío a pocos kilómetros del circuito. El etíope ganó “el mejor cross del mundo” en un sprint que se resolvió por la foto-finish. De hecho, por megafonía se anunció en principio la victoria de su compatriota Mukhtar Edris, a simple vista era imposible distinguirlo. Pero la máquina decidió. “Ha sido muy duro. Mukhtar ha sido un gran rival, pero al final he podido ganar. Yo sabía que había conseguido la victoria. Estoy muy feliz”, decía Merga.

Los dos etíopes iniciaron las hostilidades desde bien pronto. Parecían tener un plan. Y así lo confirmó Merga: “Ibamos controlando la carrera. Sabía que Mukhtar iba a ser mi rival más duro”. Con sus hachazos soltaron primero a los españoles, y luego ya fueron cayendo africanos. Cedían Korir, Mehdin y sólo el ugandés Toroitich se resistía en los kilómetros finales. Pero Merga y Edris, grandes amigos, no querían dejar nada a nadie. Se fueron… y después el sprint final. En la línea de meta, sorprendió el quinto puesto del zaragozano Toni Abadia, que fue primer español y llegó en plena marea africana. “Me quedaré con el recuerdo de esta carrera siempre. Estoy especialmente contento de haber realizado este resultado en el mejor cross del mundo”, decía este aragonés de 24 años, que también brilla en pista. Tras él, llegaron Marhoum (7º), Bezabeh (9º) e Iván Fernández (11º), que ya ha superado completamente su lesión de sacro (“Estoy muy contento de estar aquí de nuevo”, dijo). Los cuatro han dado un gran paso para estar con España en los Europeos de Bulgaria.

En la carrera femenina, la también etíope Belaynesh Oljira tomó el relevo de Ayalew Hiwot, que había dicho que la prueba se “decidiría en los últimos metros”. Se cumplió el vaticinio y tras un inicio lento, con las españolas dando la cara, las africanas tomaron el mando. Aguantó un grupo de seis corredoras entre los que estaba Trihas Gebre, nacida en Etiopía y nacionalizada española el pasado mes de agosto. Gebre fue de las primeras en ceder, también Hiwot y Oljira asestó un ataque final a falta de un kilómetro, con el que se llevó la carrera. “Es todo un honor ganar en Atapuerca. Ha habido un gran ambiente y ha sido muy duro por el viento”. Segunda fue la keniana Mercy Cherono y la marroquí Malika Asahssah completó el podio.

Sexta y primera española fue Gebre, “muy feliz por la primera carrera representando a España”. “Ha sido una gran alegría”, decía esta chica, pareja de hecho de un un donostiarra, que llegó a la ciudad vasca en 2010 para correr la Behobia. También Diana Martín dio una buena imagen al ser octava y segunda nacional. La madrileña llega de una concentración en altitud en Sudáfrica, y se encontró “muy bien", aunque fue a remolque del grupo de cabeza. “A veces fui muy sola. Pero bueno, son cosas que se ven tras la prueba. Lo importante es que me encuentro bien de cara al Europeo y ha dado un buen paso para estar allí”, dijo la tercera continental de 3.000 obstáculos. Iris Fuentes-Pila (10ª) o Lidia Rodríguez (12ª) también presentaron su candidatura a estar en Bulgaria. Cerró el día una divertida carrera popular en la que estuvieron Javier Guillén, director de la Vuelta o Juan Carlos Higuero. Más de 5.000 personas tomaron parte en el justamente considerado “mejor cross del mundo”.