Competición
  • Clasificación Eurocopa

Alicante, adiós a la Volvo Ocean Race entre lágrimas y besos

Vela | Volvo Ocean Race

Alicante, adiós a la Volvo Ocean Race entre lágrimas y besos

Unas 10.000 personas asistieron a la salida de los siete equipos. Serán unos 151 días de navegación efectiva durante los casi nueve meses que dura la competición.

Alicante

Alicante vivió ayer una jornada de éxtasis con la salida de la 12ª edición de la Volvo Ocean Race, la Vuelta al Mundo por Etapas, con diez mil aficionados que abarrotaban el village del evento en el muelle de Levante. Una emocionante despedida a las siete embarcaciones que, a partir de las 12:05 horas, abandonaron sus amarres.

Poco antes se vivieron los momentos mas emotivos de la jornada con la despedida de los tripulantes de sus familias y uno de los quizás más especiales fue la del proa del Mapfre español, el santanderino Antonio Ñeti Cuervas Mons, que iniciaba su tercera vuelta al mundo. Le pidió matrimonio a su novia, la fotógrafo del equipo, María Muiña, su compañera desde que se conocieron hace cinco años precisamente en una edición de la Volvo Ocean Race (2008-09).

Otra momento especial fue el del regatista chino del Dongfeng, Yang Jiru, de 24 años, que grabó toda la despedida de Yana, su novia rusa, con una minicámara, para enviarla a sus padres, que no habían logrado el visado para salir de China y poder acompañarle.

Y entre tanta emotividad, lágrimas y besos, llegaba el momento de la verdad. El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, daba la salida a las 14:00 a los siete competidores para que disputaran una regata inicial entre boyas frente al muelle y, desde allí, iniciar el descenso hacia Gibraltar. El primero en hacerlo fue el Brunel holandés, seguido por el resto, el Abu Dhabi de Ian Walker, el Mapfre de Iker Martínez (líder al cierre de esta edición), el Alvimedica de Charles Enright, Dongfeng de Charles Caudrelier, SCA de Samantha Davies y Vestas Wind de Chris Nicholson. Por delante, nueve etapas en un recorrido de 38.739 millas náuticas (71.785 km), atravesando, a velocidades máximas de 24 nudos (unos 45 km/h, lo equivalente a 180 km/h en tierra) puntos cruciales como el Índico, el Atlántico Sur con vientos de 100 km/h, el cabo de Hornos o el Atlántico Norte. Un desafío para 66 regatistas (12 femeninos).

Nueve meses. Serán unos 151 días de navegación efectiva durante los casi nueve meses que dura la competición. Todos, a bordo de barcos iguales, los VO65 (de 19,85 metros de eslora), compartiendo una vida que se divide en turnos de cuatro horas en cubierta y cuatro de descanso. Y, si hay maniobras, todos arriba. Bajo la cubierta, en apenas 15 metros cuadrados y en literas empotradas en el interior del casco, intentarán descansar. “Es como estar dentro de una lavadora”, indican algunos. A todo eso se une la dureza de un recorrido excepcional.

Comentarios

Comentarios no disponibles