Rugby Championship

Australia doblega a Argentina con pequeño susto final

Los wallabies dominaban por 16 puntos pero el arreón final de los Pumas sudamericanos redujó netamente la ventaja al definitivo 32-25.

0
Australia doblega a Argentina con pequeño susto final

Australia se antojaba como el rival perfecto para la primera victoria de Argentina. En los dos años anteriores los Pumas habían acariciado el triunfo en tierras aussies y las dudas que los locales habían generado en los tres partidos anteriores invitaban al optimismo argentino. Pero las expectativas no se cumplieron y la realidad fue que el conjunto de Daniel Hourcade estuvo a merced de los australianos durante gran parte del encuentro. Tan solo el coraje y orgullo que caracteriza a esta selección evitó una debacle mayor: 32-25.

Con este triunfo, Australia suma su segunda victoria en el torneo y empata a puntos con Sudáfrica, segunda clasificada, aunque figura por detrás en la clasificación debido a la diferencia de puntos. Por su parte, los Pumas siguen sin ganar, pero al menos sumaron su tercer punto bonus defensivo y aún tienen que recibir en casa a Nueva Zelanda y Australia.

El capitán australiano, Michael Hooper fue quien inauguró el marcador con un ensayo a los dos minutos. Recibió el oval sin ninguna oposición y no lo desaprovechó. Lejos de amilanarse, el conjunto visitante se puso por delante cuatro minutos después, gracias a una tremenda carrera del ala izquierdo Manuel Montero, que se llevó por delante a varios australianos en su progresión hasta la zona de marca. A diferencia de Foley, Nicolás Sánchez sí consiguió la conversión y logró la ventaja para los suyos. Pese al ensayo, Australia era superior y movía bien el juego. Argentina se defendía con fiereza y duros placajes, pero no estaba nada acertada ni en las melés ni en las touches y la posesión le duraba muy poco. Fruto de esta superioridad, los locales lograron tres golpes de castigo que Bernard Foley transformó y puso un 14-7 en el marcador.

El segundo tiempo comenzó igual que el primero: con un ensayo tempranero de Hooper, que aprovechó un error de recepción de Manuel Montero. Australia seguía dominando con contundencia a los Pumas y la máxima ventaja llegó en el minuto 60, cuando Peter Betham aprovechó la ‘conexión Waratah’ entre Phipps y Foley para ensayar y lograr un 29-13. Parecía que el punto bonus para Australia llegaría en cualquier momento, pero Argentina tiró de casta y consiguió dos ensayos por medio de Bosch y Tuculet, que redujeron la ventaja a cinco puntos. Los visitantes tuvieron ocasiones para ponerse por delante, pero sus errores en el manejo del balón y las faltas disciplinarias en las melés les condenaron.