El Club de Campo acoge una prueba de élite en Madrid

Voley Playa

El Club de Campo acoge una prueba de élite en Madrid

El Club de Campo acoge una prueba de élite en Madrid

El Tour Madison ha acondicionado una instalación provisional moviendo 400 toneladas de arena. Ángela Lobato y Paula Soria, atracciones

Madrid

La segunda prueba del Circuito Nacional, Tour Madison, se celebra desde mañana en el Club de Campo de Madrid tras retrasar en tres semanas su puesta de largo, porque en principio los organizadores querían llevar el evento a las instalaciones de El Canal, más céntricos y de un acceso más sencillo, pero a la postre no contaba con los permisos ordinarios para esta clase de evento deportivo. 

Al final, el Club de Campo ofrece sus instalaciones en las que el atrezzo adoptará de dos playas artificiales gracias al traslado de 400 toneladas de arena desde una cantera de Segovia. La inversión, de casi 50.000 euros, sin embargo, no será a fondo perdido porque esta arena se reutilizará en el Club de Campo para el recebo del campo de golf, y para mantener una pista de voley playa para los abonados de la instalación. Incluso, como arena hay suficiente, tanto desde Alcorcón como desde Las Rozas se interesan por alguna tonelada para remozar sus campos municipales de voley playa.

"Madrid era una cita obligada", comentan los organizadores del Madison, que en esta segunda prueba de su segundo año al frente del Circuito Nacional, quiere un espaldarazo mediático y popular, y de hecho garantiza su presencia internacional la inscripción de parejas de diez nacionalidades distintas entre las 36 masculinas y las 24 femeninas. Tan amplia ha sido la demanda de plazas que la competición arranca el jueves con una fase previa.

Sin duda, la competición femenina se impulsa en esta ocasión con la presencia de una pareja que está compitiendo con mucha fuerza en las pruebas internacionales satélites europeas, porque Ángela Lobato y Paula Soria, además de ser las últimas subcampeonas de Europa sub-23, aparecen en Madrid tras su triunfo en la prueba francesa de Montpellier, confirmándose como las herederas naturales de Liliana Fernández y Elsa Baquerizo, que la pasada semana lograron la primera medalla de plata española en una prueba del Grand Slam, en Stanvanger (Noruega), y que están invitadas al palco de honor de las finales del domingo donde entre la Federación Española y los organizadores tienen pensado un homenaje público a este brillante dúo.

Comentarios

Comentarios no disponibles