DOMA

Beatriz Ferrer-Salat: "En Río 2016 me quiero quitar la espina"

Doble medallista en Atenas, sendas lesiones de sus caballos la dejaron fuera de Pekín y Londres. Este fin de semana ejerce de entrenadora en Valencia.

Valencia
0
Beatriz Ferrer-Salat: "En Río 2016 me quiero quitar la espina"

Beatriz Ferrer-Salat fue doble medallista en Atenas en 2004. Sin embargo, por sendas lesiones de sus caballos se quedó en las puertas de participar en Pekín y Londres. A sus 48 años, ya se prepara quitarse el mal sabor de boca en Río mientras lo compagina con su labor de entrenadora de jóvenes promesas.

Ferrer Salat está en plena preparación para intentar clasificarse para la cita olímpica. Ha competido este mes en Alemania y Austria y este fin de semana se encuentra en Valencia para desarrollar su faceta de entrenadora que compagina con la de amazona desde hace varios años. Allí se esta celebrando el XX Salón del Caballo Fiecval 2014, donde sus pupilos están compitiendo en el CDN*** de doma clásica, prueba puntuable para el campeonato de España de la categoría.

-¿Cómo compagina su faceta de entrenadora mientras todavía es amazona en activo?

-Bien, aquí en Valencia yo no compito. He venido porque participan varios de los chicos jóvenes a los que yo entreno y vienen aquí a competir a Fiecval, en un ambiente genial para el mundo del caballo y donde se está muy a gusto.

-¿Cree que alguno de ellos puede llegar a ganar alguna medalla olímpica, como usted en Atenas 2004?

-Trabajamos para eso, aunque también depende mucho de ellos.

-No obstante, sigue pensando en los Juegos Olímpicos de Río…

-Sí, eso siempre está en mi cabeza aunque primero tenemos el campeonato del Mundo en Normandía. Queda el tiempo justo porque mi caballo es aún un poquito joven pero voy a prepararlo para que llegue a tope para Río

-¿Le gustaría quitarse la espina de lo que pasó en Pekín y luego en Londres?

-Me gustaría al menos salir y competir, cosa que no pude hacer en los dos últimos Juegos. En Pekín ya estaba allí y el caballo se lesionó justo unos días antes de la competición entrenando. Luego, en Londres, el caballo se lesionó un par de meses antes y no pude recuperarlo. Ahora entreno para sacarme la espina de esos dos Juegos Olímpicos en los que no pude participar.

-¿Podría haber caído alguna medalla en estos dos Juegos en los que se quedó fuera por lesión de su caballo?

-Hay que ser realista. En Pekín no tenía posibilidad de medalla ni en equipo ni en individual. Y en Londres tampoco. En Atenas sí que las había y lo conseguimos.

-¿Y en Río habrá posibilidades?

-Pues está difícil aunque falta mucho. Es difícil conseguir tener tres caballos de máximo nivel. Ahora mismo, Inglaterra, Holanda y Alemania están mucho más fuertes que el resto, están sacando unas medias impresionantes. De todas formas, lo intentaremos. Está difícil pero no imposible. En Atenas se dio la coyuntura adecuada para colgarnos dos medallas.

-Llegaría a la cita olímpica con 50 años. ¿Puede que sea el colofón a su carrera?

-No lo sé. No he pensado si voy a seguir mucho tiempo o poco. Lo iré viendo sobre la marcha.

-¿Qué porcentaje de éxito tiene el caballo y el jinete en la doma clásica?

-50-50. Un jinete bueno con un caballo malo o un caballo bueno con un jinete malo no van a ningún lado. Para conseguir medalla en los Juegos hay que tener caballos y jinetes buenos y que se dé la coyuntura.