'Pineau de Re', protagonista en el gran fin de semana 'british'

TURF

'Pineau de Re', protagonista en el gran fin de semana 'british'

'Pineau de Re', protagonista en el gran fin de semana 'british'

REUTERS

Con Leighton Aspell, ganó el Grand National. Se pagaba 5-1. Mañana es la Oxford-Cambridge. Desde 1954 no coincidían el mismo fin de semana.

Liverpool

Aintree y el Támesis. Liverpool y Londres. Grand National y Oxford-Cambridge. Sábado y domingo. Desde 1954 no coin­cidían los dos grandes acontecimientos tradicionales del deporte inglés en el mismo fin de semana, pero este año el calendario los ha encadenado. Así que Inglaterra, y especialmente la que apuesta, vive dos días de primavera y de nervios.

El primer protagonista fue Pineau de Re, que hoy salió triunfador de las trampas en forma de setos de Aintree. El caballo de once años, que se pagaba en las apuestas 25-1, fue el más fuerte en la carrera de eliminación, que a pesar de las caídas, acabó por segundo año consecutivo sin percances graves de caballos o jinetes. Por detrás de Pineau de Re, que ganó por cinco cuerpos, entraron Balthazar King (14-1) y Rocky Creek (16-1). El favorito Teaforthree cayó en el decimosexto obstáculo de los treinta que se distribuyen en los 7,141 km: cuatro millas y 3,5 furlongs. Tradición hasta en el metraje.

Pineau de Re tiene ya su sitio en la leyenda. Como su jockey, Leighton Aspell, y su preparador, Richard Newland. El primero tiene 37 años y, después de una mala racha, se había retirado en 2007. Decidió volver en 2009 y vivió por fin su gran tarde en su séptima participación en una carrera del Grand National. “Lo he visto como espectador desde niño y si participar ya es algo increíble, ganarlo es simplemente lo más grande”, describió.

Aspell montó a Pineau de Re por Richard Newland, un cirujano que dejó de operar el año pasado para dedicarse más en serio a su pequeño establo, con sólo 12 caballos, en Claines, Worcester. En 2013, después de que Pineau de Re lograra el Ulster National, vio en él posibilidades y lo compró junto a John Provan. El caballo parecía amortizado, pero no lo estaba y ahora han inscrito su nombre como campeón en la 167ª edición. Mañana es la 160ª de la Oxford-Cambridge. Dos monumentos de Inglaterra y del deporte.

Comentarios

Comentarios no disponibles