BALONMANO | CHAMPIONS

Las paradas de Jorge Martínez mantienen vivo al Naturhouse

Las intervenciones del portero fueron vitales en al final frente al Aalborg (25-23). A falta de dos jornadas, los de Logroño pueden pasar de fase.

Logroño
0
Las paradas de Jorge Martínez mantienen vivo al Naturhouse
Abel Alonso EFE

El Naturhouse La Rioja se ha impuesto por 25-23 al Aalborg danés, con lo que afianza sus opciones de pasar a la siguiente ronda de la Liga de Campeones, gracias, en gran medida, a las intervenciones de su portero Jorge Martínez, que ha sido determinante en el final del encuentro.

El conjunto riojano se jugaba mucho más que su rival, algo que ha condicionado el desarrollo del primer tiempo y de la recta final, en la que las paradas de Martínez han enardecido a todos sus compañeros para remontar una mínima desventaja, primero, y para ganar, después.

El Naturhouse tuvo la iniciativa en el juego y en el marcador durante todo el primer tiempo, gracias a su empuje, a las paradas de Jorge Martínez y a su defensa sobre un Aalborg que se creía superior.

Los daneses iniciaron el partido con una velocidad menos que los riojanos y sus estrellas entraron poco en juego, con lo que no llevaron el control del partido y se mantuvieron todo el primer tiempo a merced del conjunto que le ponía más ganas.

Los riojanos llegaron a tener cuatro goles de ventaja (12-8) pero no consiguieron mantenerla al descanso principalmente porque el portero danés, Richard Kappelin mostró un nivel espectacular, con una decena de paradas que dieron un respiro a sus compañeros.

La tendencia del choque se invirtió tras el descanso, principalmente porque Mensah Larsen y Jakobsson asumieron el protagonismo que se espera de dos jugadores de élite mundial, al tiempo que Kappelin mantuvo un nivel muy alto en la portería danesa.

El Naturhouse, además, no regresó del descanso con tanta decisión como antes y en pocos minutos vio como el Aalborg neutralizaba todo su trabajo anterior e igualaba el partido a 15 a los siete minutos y medio de la segunda parte.

Es decir, todo empezó de nuevo, aunque los dos equipos ya tenían muy claro qué hacer para ganar: el Naturhouse jugar con garra y empuje y el Aalborg esperar a que sus estrellas brillasen.

El primero en dar un golpe de autoridad fue el conjunto local, que en otro empuje se colocó por delante (22-20, minuto 22) y encendió al público con las paradas de Jorge Martínez.

Su rival intentó demostrar entonces su calidad, pero ya fue tarde, enfrente tenía a un rival que ponía mucha fe en cada defensa y a un portero en estado de gracia, que evitó de forma consecutiva hasta tres goles de los daneses y dio el triunfo al Naturhouse.

Ahora, el equipo riojano tiene claras opciones de pasar a la siguiente fase, siempre y cuando se cumplan los resultados "lógicos", que pasan porque gane su próximo partido en casa, ante el colista del grupo, y el Gorenje Velenge esloveno no gane a sus rivales alemanes.