Cañellas: "Siempre queda la espinita por no ser campeón"

REGRESARON LOS HISPANOS

Cañellas: "Siempre queda la espinita por no ser campeón"

El central español piensa que en la elección del equipo ideal "hubo un poco de politiqueo". "Había que repartir el pastel y metieron a jugadores de varios equipos".

Recién llegada de Dinamarca, la Selección ofreció a la afición y prensa española la medalla de bronce obtenida en el Europeo en un acto que se desarrolló en la sede Correos, su patrocinador principal, y que estuvo presidida por Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte.

Joan Cañellas, máximo goleador del torneo con 50 goles, se mostró “satisfecho, sobre todo por el trabajo realizado”. “Lo hemos dado todo y con eso me quedo”. Pero tenía un pero: “Cuando ves a Francia arriba del podio y viste como estuvimos tan cerca de ganarle, siempre te queda una espinita por no haber sido campeón. Pero así es el deporte. En la próxima ocasión volveremos a intentarlo”.

El central español sonaba entre los candidatos al trofeo como mejor jugador del torneo, pero al final no entró ni en el equipo ideal. “Ha habido un poco de politiqueo. A mí me dieron el trofeo de máximo goleador y quizás pensaron que había que repartir el pastel y metieron en el siete ideal a jugadores de varios equipos. No oculto que me hubiera gustado estar entre los elegidos del equipo ideal, pero supongo que se inclinaron por lo políticamente correcto”.

Sobre la designación del francés Karabatic como mejor jugador, Cañellas no se quiso pronunciar. “Apenas he visto partidos de Francia y no puedo juzgar. Pero no hay duda de que Karabatic es uno de los mejores jugadores mundiales”.

Con las penurias económicas que sufre el balonmano español, queda la duda de si esta estupenda generación puede encontrar relevo. “La situación tiene sus pros y sus contras”, comentó Cañellas. “Los equipos españoles están tirando mucho de los jóvenes porque no pueden pagar mucho dinero. Esto va a provocar que los chavales adquieran antes más experiencia. Pero por otro lado, se está poniendo complicado poder vivir sólo del balonmano y tienen que buscar otro trabajo y no pueden conseguir tanta dedicación. Eso puede provocar que falte un punto de profesionalidad frente a otros países más profesionalizados. Los jóvenes tienen en principio el camino más abierto, pero, como hemos tenido que hacer nosotros, tendrán que emigrar a equipos extranjeros si quieren progresar”.

Manolo Cadenas

En parecidos términos se expresaba Manolo Cadenas, el seleccionador debutante en este campeonato. “La medalla de bronce sabe a gloria, pero no puedo ocultar que teníamos un objetivo aún mayor: ser campeones. No obstante, es el momento de disfrutarla. Ya pensaremos en el Mundial de Qatar del año próximo en el que la intención, como siempre en esta selección, será quedar campeón”.

El técnico se lamentó de que en el encuentro contra Francia pudieron “ganar”. “En un partido entre grandes equipos siempre deciden pequeños detalles y Francia estuvo más acertada”. Cadenas reconoció que en la semifinal contra los franceses “el equipo pecó de precipitación”. “No supimos sacar provecho de los momentos con ventaja numérica. Al revés se convirtió en nuestro talón de Aquiles”. Cadenas vio a Francia “justo campeón”. Sobre todo después de la gran final que cuajaron ante Dinamarca”.

Respecto a la otra derrota frente a los daneses, el seleccionador explicó que “en aquel encuentro aún no teníamos a Aguinalde y reservamos a Cañellas”. “Era un partido de liguilla y había que reservar fuerzas para los siguientes compromisos que eran durísimos”.

España ha quedado dos veces campeón Mundial (Túnez 2005 y España 2013), pero en el Europeo suma tres platas y dos bronces. “Aunque parezca paradójico, en balonmano hay mayor nivel en un campeonato de Europa que en el Mundial. No hay ningún partido fácil. La prueba es que Alemania ni siquiera logró clasificarse para esta fase final. Estamos siempre en primera línea y espero que algún día consigamos ese título europeo que nos falta”.

Comentarios

Comentarios no disponibles