Balonmano femenino

Eli Pinedo: "La mitad de nuestra Liga firmaría por 1.000 euros"

Eli Pinedo: "La mitad de nuestra Liga firmaría por 1.000 euros"

Amaia Zabalo

Eli Pinedo (32 años, Bera Bera) es de las pocas 'guerreras' que todavía juega en España. La extremo izquierdo vasca denuncia la situación del balonmano femenino nacional.
Canelo - Golovkin: combate en Las Vegas

¿Piensa que sirvió para algo la machada de las 'Guerreras Olímpicas' en Londres? ¿Qué cambió aquella medalla de bronce?

Personalmente, en lo único que ha cambiado mi vida es que soy un poco más conocida de lo que era antes de esos Juegos Olímpicos. La gente me para más por la calle y me pide fotos. Por lo demás, para el balonmano femenino en general, no se ha mejorado en nada. Sabemos que la situación económica es muy mala y, a pesar de haber conseguido muchos éxitos en nuestras competiciones, las ayudas de patrocinadores o instituciones no nos llegan. Yo entiendo que el que tiene no quiere arriesgar y el que no tiene, no puede.

Entonces, el momento actual está muy mal a pesar del reciente bronce de los Juegos. Al menos a muchas de sus compañeras les sirvió para firmar un buen contrato en el extranjero. ¿Por qué sólo siguen unas pocas de ustedes en España?

Sí, al menos ellas se han hecho un huequecito fuera de aquí. Seguramente a ellas les gustaría continuar jugando en su país, pero se han tenido que marchar. Yo me siento una privilegiada por pertenecer a un club que te paga al mes y porque estoy al lado de mi casa y de mi gente. Pienso que tengo mucha suerte.

¿Viene alguien pisando fuerte en la base? ¿Cómo está el escalón inmediatamente por debajo del de las 'Guerreras'?

Pues bastante mal. Desgraciadamente, contratos profesionales sólo tiene nuestro equipo, el Bera Bera. Esta Liga es una oportunidad para la gente joven que sale desde juveniles. Queda claro que el nivel ha bajado. La mayoría de la Selección española está jugando fuera. Y se nota mucho. Es una pena. El contraste con la Champions es muy grande, y fijamos nuestro objetivo en mantener la concentración cuando nos medimos con rivales más débiles.

Al margen del Bera Bera, en el que la mayoría son profesionales, ¿qué motiva a las demás jugadoras a fichar por un conjunto que requiere una vida de profesional, pero no se cobra por ello?

Las chicas juegan al balonmano porque les gusta, no por dinero. La mayoría de la gente no vive de esto y tiene que trabajar al mismo tiempo. Más de la mitad de la Liga firmaría por cobrar mil euros al mes.

Y para una chica que no vive de esto, ¿cómo hace para compaginar el deporte al máximo nivel con el trabajo?

Unas semanas atrás, nos enfrentamos un día entre semana al Porriño. Y no acudieron dos de sus jugadoras más importantes porque no podían dejar de trabajar. Es otra manera de ver esto. Nosotras jugamos Champions y vamos en avión a Europa, pero esto es distinto.

Usted estuvo jugando en Dinamarca. ¿Volvería a marcharse fuera?

No lo descarto. Estoy muy a gusto en San Sebastián y soy feliz, aunque no lo descarto. Si quieres seguir creciendo, también a nivel económico, lo que hay en el extranjero es otra cosa.

No sólo es un tema del balonmano. La mayoría del deporte femenino español se encuentra igual...

Yo me considero una guerrera y una defensora de la mujer. Y no sólo de la deportista, sino de la actriz, cantante... Seguimos estando en un segundo plano, pero si tenemos que conseguir éxitos y medallas para que nos hagan un poco de caso, pues a por eso vamos a ir. Continuaremos con nuestra lucha y entrega, y ojalá algún día lleguemos a tener la igualdad que queremos con ellos.

Comentarios

Comentarios no disponibles