Los dos equipos riojanos, por la Supercopa femenina

Voleibol

Los dos equipos riojanos, por la Supercopa femenina

El Murillo, subcampeón de Liga y Copa, se ha reforzado más y es favorito para darle la vuelta al dominio del Haro, con jugadoras jóvenes, en la pasada temporada

Logroño

El Embalajes Blanco Murillo Tramek y el Haro Rioja Voley se medirán mañana con la Supercopa femenina en juego y un claro favoritismo para el equipo local, tanto por jugar en casa como porque presenta una plantilla muy sólida frente a la del campeón, totalmente renovada y rejuvenecida.

Varios meses de concluir la pasada campaña el voleibol español ha dado un "giro" pero, en teoría, sin salir de La Rioja. El equipo más potente la temporada pasada, el Haro, ha iniciado un proyecto a medio plazo, con jugadoras en edad júnior, a las que, al menos ahora, no se exigen triunfos. Y su principal rival del año pasado, el de Murillo de Río Leza, que fue subcampeón de Liga y Copa, ha renovado su apuesta por jugadoras contrastadas, con el objetivo de asumir el relevo al frente de la Liga, aunque sin perder de vista a otras plantillas que también se han reforzado.

Por eso, el choque de mañana tiene claramente decantados los pronósticos y también porque la pretemporada ha servido para confirmar que mientras las de Murillo trabajan para lograr un nivel alto de juego el equipo de Haro simplemente trata ahora de ser eso, un equipo.

El entrenador del Embalajes Blanco, Carlos Carreño, pretende, no obstante, restar algo de presión a su equipo para mañana, porque considera que "Haro siempre es un equipo competitivo" y "a un partido pueden pasar muchas cosas" sobre todo porque "enfrente va a estar el actual campeón". "Tenemos muchas ganas de competir, eso es lo importante" ha subrayado el técnico, que admite que ha logrado formar "una plantilla competitiva, corta pero compensada" al que, incluso, podría llegar en las próximas semanas una central más. En cualquier caso, el técnico de Murillo tiene claro que "jugando en casa, aunque ahora tengamos pocos ritmo, hay que aprovechar el inicio del partido para adelantarse, porque eso puede ser vital".

Su rival de banquillo, José Miguel Pérez, asume el papel de víctima en el partido de mañana porque "Murillo tiene una plantilla mucho más experta, que ya ha jugado finales y ha ganado títulos". "Yo tengo un equipo nuevo por completo, solo repiten dos jugadoras y una está recuperándose de una lesión", señaló en alusión a Rosalía Alonso. "No se lo vamos a poner fácil", ha subrayado el preparador, quien añadió: "Es evidente que no hemos podido trabajar para esta final, todavía tratamos de hacer un equipo y nos falta aprender muchas situaciones de juego, con lo que nuestro objetivo es que la repercusión de eso mañana sea mínima".

El técnico del Haro asume, además, que "hasta dentro de dos o tres meses no se verá el nivel de juego" que pueden tener. "Hemos formado un equipo para dentro de cuatro o cinco años", recordó. El partido se disputará en el Polideportivo Fernando García Lorca a partir de las 19.00 horas.

Comentarios

Comentarios no disponibles