Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Paco Blázquez: "Si la Asobal sigue así, va hacia la bancarrota"

PResidente de la Federación de balonmano

Paco Blázquez: "Si la Asobal sigue así, va hacia la bancarrota"

Paco Blázquez: "Si la Asobal sigue así, va hacia la bancarrota"

jesus rubio

DIARIO AS

La situación de la Asobal, la asociación de clubes que organiza la Liga, es lo que más dolores de cabeza le produce a Blázquez, que lanza una advertencia...

Madrid

Paco Blázquez (Valencia, 40 años) se hizo cargo de la Federación Española de Balonmano (RFEBM) en abril. Procedente del arbitraje, ganó al carismático Joseja Hombrados en las elecciones (54-32 en votos), sucedió a una leyenda como Juan de Dios Román y se encontró con una Selección que acababa de ponerse una segunda estrella de campeona del mundo en el pecho, tras ganar el Mundial en casa. Ayer estuvo en AS y, seis meses después, explicó cuál es el pulso del balonmano.

La situación de la Asobal, la asociación de clubes que organiza la Liga, es lo que más dolores de cabeza le produce a Blázquez, que lanza una advertencia: "Si sigue así, camina a la bancarrota". La deuda se estima en unos dos millones de euros y la dispersión de horarios, la disolución del Atlético y la desaparición de la televisión en abierto (sólo Sportmanía da un partido y ocasionalmente alguna autonómica) está haciendo la competición casi invisible.

Canon. "Este año han exigido a los clubes, por primera vez, estar asociados para jugar y un canon de 40.000 euros (ya abonaron 20.000). Y reciben unos 450.000 euros de la televisión y otros 400.000 de derechos internacionales. Pero están luchando sólo por recuperar el patrimonio de los equipos y, si no invierten en presente, estamos perdidos. Siempre he defendido a la Asobal, pero ahora mira sólo por sus intereses privados. Está engañando al deporte. No concibo que se aprovechen de los clubes diciendo que el dinero es para la competición, pero luego ni siquiera se puedan ver por televisión en abierto los partidos (la temporada pasada, Teledeporte emitía uno por jornada)", se queja el presidente.

Nada más llegar, y por no abrir la caja de los truenos con Madrid en plena carrera olímpica, Blázquez refrendó el convenio con la Asobal. Pero esta pretendía un acuerdo de cuatro años y sólo firmó por uno. El mes próximo comenzarán las conversaciones. "Quiero que se revise, porque la RFEBM cede los derechos de la competición y también el desarrollo de la Copa del Rey y el beneficio que obtenemos a cambio es cero", avisa.

En la Asobal, además, se da una situación paradójica: su presidente es Eduard Coll, que a su vez lleva las riendas de la sección de balonmano del Barcelona. Precisamente, la Liga va a tener sólo color azulgrana.

Campeón. "El día más triste que he vivido de presidente es cuando se anunció la desaparición del Atlético", rememora el valenciano. Fue en julio. Y de la liga bipolar se pasó al polo único. El Barcelona la ganará sí o sí. Blázquez, sin embargo, prefiere ver la botella medio llena: "Aunque sepamos quién va a ser el campeón, se está viviendo la competición más espectacular de la historia porque se suceden los empates y las victorias por diferencias cortas".

Es una manera de verlo, pero sin duda no es la situación ideal. Y lo sabe. "Tenemos que encontrar un revulsivo en Madrid, generar algo que le pueda soplar en la oreja al Barça, porque de esas rivalidades es de donde surge la repercusión", dice sincero.

"A Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo hay que agradecerles los 1,3 millones de euros que ponían al año en el balonmano. Se la jugaron por recuperar una tradición. Fue una apuesta, pero Domingo Díaz de Mera, su presidente, ya no podía aguantar más las deudas (un millón de euros con Hacienda) y hacer una plantilla competitiva", rememora, y pone su esperanza en la SAFA. El club con más raigambre de Madrid y que ahora está en Primera Nacional (equivalente a Tercera) como posible base para avivar los rescoldos.

La desaparición del Atlético, además, tocó el bolsillo también de la RFEBM, que tiene que hacer frente a una sanción de 40.000 euros porque el club se inscribió en una Champions que luego no jugó.

En Ciudad Real, mientras, de donde vino el Atleti, no queda casi nada. El Quijote Arena, construido sólo para el balonmano, fue abandonado a su suerte con el traslado a la capital en 2011. Se han producido destrozos y el ayuntamiento va a invertir 120.000 euros en adecuarlo. "Llevaremos allí el partido de las estrellas en junio porque pretendemos recuperar la magia y la esencia del balonmano en lugares donde se ha perdido", adelanta.

Lo que no dejó agujeros fue el Mundial 2013 ("gestionado de forma excepcional por Juan de Dios en una coyuntura dificilísima"), sino un beneficio de unos 280.000 euros que vinieron a enjugar en parte la deuda de la RFEBM, que estaba cifrada en 900.000. Recientemente, ha firmado un acuerdo de patrocinio con Correos, que dará 890.000 euros hasta 2016.

Hispanos. Los Hispanos y las Guerreras son sus productos estrella. Pero de los primeros, tras la última convocatoria de Manolo Cadenas, sólo cinco juegan en la Asobal, y todos en el Barça. Los otros once son emigrantes: cuatro en Francia, dos en Alemania y en Hungría y uno de Dinamarca, Macedonia y Polonia, donde también ejerce de entrenador el seleccionador nacional. "Así que para los dos amistosos que jugaremos contra Hungría (1 y 2 de noviembre) les hemos convocado en el Aeropuerto de Budapest. Nos sale más barato", dice Blázquez, que tiene mucho trabajo por delante. "Innovar o morir". Así de claro.

Comentarios

Comentarios no disponibles