Ivan Tibau: "Hay una persecución a atletas catalanes"

ATLETISMO

Ivan Tibau: "Hay una persecución a atletas catalanes"

Ivan Tibau: "Hay una persecución a atletas catalanes"

Diario AS

El secretario de deporte de la Generalitat catalana, Ivan Tibau, defendió de esta manera a Mullera, acusado de dopaje y afirmó que "es una persecución fuera de lugar".

El secretario general del deporte de la Generalitat de Catalunya, Ivan Tibau, ha lamentado este jueves que la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) pueda ver un caso de dopaje en Angel Mullera por una sustancia que el de Lloret toma para el asma y que, en este sentido, haya una "persecución" a atletas catalanes de élite que luchan por estar arriba.

"Conozco a Angel, es de mi pueblo y hemos crecido juntos, pondría la mano en el fuego por él. Está asesorado por gente de gran prestigio, gran conocimiento, y seguro que no han hecho nada fuera de lugar. Es cierto, así se dijo y puede ser, que hay una pequeña persecución a atletas catalanes que no les dejan vivir en paz", comentó en declaraciones a 'La Xarxa' recogidas por Europa Press.

En este sentido, aseguró que lo del año pasado (se le acusó y finalmente se demostró lo contrario) me pareció una persecución fuera de lugar, si ahora vuelve a salir hay que ponerlo en cuarentena y ver qué pasa pero estoy convencido de que ha actuado correctamente", señaló.

"Habrá que ver cómo termina. Sus abogados trabajarán a fondo para dejar limpia su imagen. Es una lástima, continuamente cosas como estas acaban con el deporte limpio de personas que compiten por estar arriba. Te ponen piedras en el camino que te acaban perjudicando. Me sorprende la noticia, y más después de lo del año pasado. Está en la élite y seguro que no hay nada", sentenció.

La Real Federación Española de Atletismo (RFEA) confirmó este jueves a Europa Press únicamente los positivos de Sergio Sánchez y Alberto Lozano. Mullera también habría dado un resultado adverso, pero ha contestado que contaba con certificado médico. El año pasado, el mediofondista fue expedientado por la RFEA por supuesto consumo de EPO para lograr el billete olímpico, pero el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le dio la razón y pudo competir en Londres 2012 en la prueba de 3.000 obstáculos.

Comentarios

Comentarios no disponibles