España da aire al Ademar León y luce Pérez de Vargas

PREEUROPEO

España da aire al Ademar León y luce Pérez de Vargas

España da aire al Ademar
León y luce Pérez de Vargas

España acaba invicta el Preeuropeo de Dinamarca 2014. Arrolló (29-16) a Suiza en León. El portero hizo 18 paradas y la recaudación fue para el club.

Los Hispanos cerraron una temporada larguísima, con Juegos y éxito en el Mundial de casa, con una paliza a Suiza y la sonrisa en el rostro: 29-16 en el Palacio de los Deportes de León, al que asistieron 4.000 espectadores. Sellaron invictos la clasificación para el Europeo de Dinamarca 2014, en el que no estará una renovada Alemania, superada por Chequia y Montenegro.

El partido sirvió parar dar aire con los beneficios a un Reale Ademar con 1,2 millones de deuda (ocho de los internacionales y Manolo Cadenas pasaron por el equipo) y para que Gonzalo Pérez de Vargas, en ausencia de los veteranos Hombrados y Sterbik, se destapara en la portería. El toledano de 22 años, formado en las categorías inferiores del Barça, cedido al Granollers y que la próxima temporada emigra al Toulouse, acabó con 18 paradas (64% de acierto). Nueve de ellas en la primera mitad (60% de efectividad).

Los de Cadenas, que debutaba con España en partido oficial en su casa, comenzaron espesos los diez primeros minutos (3-4 con Milosevic a los mandos), pero un tiempo muerto les hizo espabilar en defensa y con seis goles seguidos se marcharon al 9-4 con Suiza en sequía de cinco minutos. De ahí se dispararon al 13-6 al descanso con un 63% de acierto en ataque y muchas rotaciones. El fondo de armario es envidiable.

En la segunda mitad, con toda la anotación muy repartida, continuó el rodillo de los campeones mundiales con Ugalde en el avanzado, Mindegia –otro de los nuevos, 24 años y puntal del Naturhouse- dejando destellos desde el puesto de central y Raúl Entrerríos y Antonio García seguros de cara a puerta (cuatro goles cada uno). El partido se deslizó hacia la paliza para acabar con una diferencia de 13 goles. Los Hispanos prometen más alegrías en enero en Dinamarca.

Comentarios

Comentarios no disponibles