Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Maravilla Martínez sufrió ante más de 40.000 personas

BOXEO

Maravilla Martínez sufrió ante más de 40.000 personas

Maravilla Martínez sufrió ante más de 40.000 personas

Ivan Fernández

EFE

Retuvo su título mundial del medio CMB ante Murray por decisión unánime (115-112 los tres jueces) pero demasiado abultada. Acabó con la mano izquierda rota, desde el 2º round, y entre la lluvia.

Se recordará la lluvia, la pasión de más de 40.000 almas en el estadio de Vélez Sarsfield y la angustia de ver cómo el ídolo, Maravilla Martínez, pudo acabar estropeando la gran fiesta. Pero Sergio Martínez retuvo su título de campeón mundial del peso medio del CMB por decisión unánime (115-112 los tres jueces) ante Martin Murray. Demasiada diferencia en las cartulinas para lo que se vio sobre el ring: 114-113 para este cronista a favor del argentino afincado en Madrid por el arreón en el round final. Pesó el ambiente. Sin duda. El mismo combate en Inglaterra no hubiera terminado con la unanimidad de tres puntos de diferencia.

 Maravilla Martínez, de 38 años, no fue el boxeador rápido y explosivo que ganó el título a Julio César Chávez jr. en Las Vegas en septiembre. “Creo que me rompí la mano izquierda en el segundo round”, justificó el campeón tras el combate, la misma que también acabó dañada frente al mexicano. Como la rodilla y el tobillo derechos entonces. Pesan las batallas… Es verdad que casi no la empleó y que llegó sin la fuerza necesaria para acabar rápido con el aspirante de 30 años, que llegaba invicto en 26 combates.

La lluvia castigó el Fortín de Vélez y la macrovelada que suponía el retorno de Sergio ‘Maravilla’ Martínez a Argentina consagrado como estrella del boxeo, después de once años y 28 combates, se vio afectada en la programación. El combate de fondo tuvo que ser adelantado dos horas, pero el jarreo de agua no frenó la pasión de las más de 40.000 personas que no pararon de aullar. Una estructura protegía el cuadrilátero plantado en el césped, rodeado por un mar de paraguas. Y en ese ambiente húmedo y eléctrico se tuvo que vivir un acontecimiento nacional que sí que pudo aguar Murray.

El inglés, siempre muy cerrado y lineal, sin salirse de su plan (un buen plan) se desperezó al cuarto asalto. Consiguió cortar a Maravilla en la ceja izquierda en el sexto e incluso le tiró a la lona (más por una mala colocación de piernas que por la potencia de su derecha) en el octavo. Pero le faltó la determinación de cerrar la pelea. En esas condiciones, el de Quilmes fue tirando lo que pudo para acabar adjudicándose el Mundial. Mas sin la brillantez de otras ocasiones. Incluso se levantará polémica. Murray no dejó lugar a las contras y Maravilla sufrió mucho más de esperado (mandaba 6-1 en las apuestas). Esa mano…

Ahora, las opciones del argentino, que dependerán de su estado físico, pasan por dar la revancha a Julio César Chávez júnior (lo más rentable) o cruzarse con Gennady Golovkin o Daniel Geale. Miguel Cotto también se ha ofrecido. Elegir bien para luego decir adiós en lo más alto. Con el cinturón de campeón mundial aún en su cintura y, sobre todo, con mejores sensaciones y menos angustia. La que experimentaron 40.000 fieles en la cancha de Vélez.

Kiko olvidó a Frampton en dos asaltos

Había dos españoles de Maravilla Box en la velada. Primero, Kiko Martínez se sacó de dentro la rabia de perder el Europeo del supergallo en febrero contra Carl Frampton. Pagó los platos rotos Damián Marchiano, al que derrotó por KOT en el segundo round. En el primero ya mandó a la lona al argentino. Fortísimo, sus crochets de izquierda iban blindados con hormigón. Marchiano no era Frampton, pero el alicantino recuperó su versión arrolladora. El combate pasó de diez a seis asaltos por la reprogramación por la lluvia y está por ver si se le otorga el título Federlatin supergallo de la AMB que iba a estar en juego. Es la 20ª victoria antes del límite de Kiko de las 28 que acredita por cuatro derrotas.

Iván Ruiz no tuvo la misma suerte. En el peso gallo, llegó a las cartulinas con el dominicano afincado en Argentina Diego Pichardo y los jueces puntuaron una diferencia abultada que no se vio en un combate más cerca del nulo o del español. Perdió por decisión unánime: 58-56, 60-54 y 59-55

Comentarios

Comentarios no disponibles