Dinamarca se emplea a fondo para superar a Rusia

RUSIA 27 - DINAMARCA 31

Dinamarca se emplea a fondo para superar a Rusia

Dinamarca se emplea a fondo para superar a Rusia

Raúl Caro

EFE

Rusia, un rival que mostró muchos recursos y que no entregó el partido hasta los últimos minutos, al final se tuvo que rendir ante el potencial de la subcampeona del mundo.

La selección danesa tuvo que emplearse a fondo para superar por 27-31 a Rusia, un rival que mostró muchos recursos y que no entregó el partido hasta los últimos minutos, pero al final se tuvo que rendir ante el potencial de la subcampeona del mundo, que ya suma su segundo triunfo en el Grupo B de España 2013.

Después del triunfo del equipo ruso en la primera jornada ante otra de las selecciones fuertes del grupo, Islandia (30-25), en esta ocasión se midió a la que los pronósticos dan como la más potente de las que están en Sevilla y también de las máximas favoritas a lograr una medalla en este Mundial.

La selección que entrena Oleg Kuleshov no le perdió la cara al partido en ningún momento, pese a que Dinamarca tomó la iniciativa y llevó el marcador a favor hasta separarse en cinco goles (4-9) a los veintiún minutos, pero la fuerte defensa, en la que opuso un 5-1, propició los problemas en ataque de sus rivales y recuperar balones con los que montar rápidos y efectivos contragolpes.

Los daneses, entre los que su gran estrella Mikkel Hansen no aportó lo esperado y solo logró un tanto en la primera parte y otro en la segunda, se encontraron con un adversario que le cogió gusto al choque, hasta el punto que recordó distancias y las dejó en un solo gol al descanso (13-14), gracias, entre otros, a la aportación frente a la portería rival de Timur Dibirov y Konstantin Igropulo, ambos con cuatro tantos en la primera parte.

En la reanudación se mantuvo un partido de gran nivel de balonmano, donde los rusos quisieron demostrar que llegan al torneo con ganas de reverdecer viejas glorias que encontraron en las décadas de los 70 y los 80 y que Dinamarca quiere acabar primera en Sevilla.

Empates a catorce, a dieciséis, a veinte, pero la selección rusa no pudo pasar de ahí ante la formación que entrena Ulrik Hansen, que supo sufrir cuando mejor estaba el adversario y que aprovechó la mínima oportunidad para enseñar todas las virtudes en el ataque y la defensa, incluidas paradas importantes del meta Niklas Landin, para encaminarse a la conclusión del choque con la situación controlada y ganar por 27-31.

Comentarios

Comentarios no disponibles