El Ademar empata tras un gol polémico anulado al Flensburg

ADEMAR 29 - FLENSBURG 29 | CHAMPIONS

El Ademar empata tras un gol polémico anulado al Flensburg

Reale Ademar sumó un punto de oro ante el conjunto alemán en la Liga de Campeones, con una última acción casi sobre la bocina del pivote Knudsen que anotó el gol, pero fue anulado porque pisó la línea.

Reale Ademar obtuvo hoy un punto de oro (29-29) ante el Flensburg Handewitt alemán, en su objetivo de lograr una plaza entre los cuatro primeros del grupo, con una última acción casi sobre la bocina del pivote Knudsen que anotó el gol, luego anulado por los colegiados húngaros al entender que pisó la línea.

El enfado teutón fue monumental, personificado en su técnico el sueco, ex-jugador del Granollers, Lubjimir Vranjes, en un partido con alternativas y donde pudieron producirse los tres resultados.

Buen arranque de los locales, con dos novedades en el siete inicial, Matej Asanin en portería y Juan Castro en la dirección que, además, se convirtió en protagonista del inicio con sus lanzamientos, facilitando las primeras ventajas de dos goles (4-2 y 8-6).

Sin embargo, el mayor poderío físico del Flensburg, unido a la sequía leonesa después de que Ruesga hubiera tomado el relevo del leonés Castro, volteó el partido.

De un 9-7 en el minuto 14 se pasaba a un 11-15 dentro ya de los últimos cinco minutos de la primera mitad con un equipo alemán más afianzado en su juego.

Una doble exclusión del equipo visitante fue aprovechada por un desmelenado equipo local con un Felipe Borges muy efectivo desde el extremo que llevó a la igualada, desequilibrada al descanso con un lanzamiento de pena máxima por el danés Eggert (15-16).

Pero el mayor problema para Ademar fue la pérdida de su capitán, el pivote argentino Gonzalo Carou, lesionado en una acción en los minutos finales de la primera parte y que le impidió disputar el resto del encuentro.

Ello condujo a Cadenas a optar por la defensa 5-1 para intentar sorprender a un rival, poderoso con los lanzamientos de Kaufman, pero que ya encontraba más respuesta en un rival amparado en los "latigazos" de Nantes, para llegar a colocarse después de muchos minutos por delante 25-24, (minuto 45) con el tanto de pena máxima de Ruesga.

Sin embargo, la escasa aportación de la portería ademarista, ni con Asanin ni con Malumbres, era demasiado lastre y los teutones volvieron a colocarse con rentas de dos goles que volvió a igualar en la enésima remontada leonesa (28-28, minuto 54).

La dureza del Flensburg les fue cargando de exclusiones que dieron aire a un Ademar que volvió a tomar la delantera 29-28 con un tanto del juvenil Piñeiro, aunque luego los leoneses disfrutaran de dos ocasiones, marradas ambas por Ruesga, para abrir una brecha de dos goles.

Eggert colocó la igualada dentro del último minuto, Ademar falló el lanzamiento que le hubiera dado de nuevo ventaja, lo que permitió a su rival elaborar una última acción en el tiempo muerto a falta de once segundos que le salió a la perfección, pero fue anulada por los colegiados dejando en empate el choque.