Ademar pierde tras plantar cara al poderoso Hamburgo

BALONMANO | LIGA DE CAMPEONES | Ademar 26 - Hamburgo 28

Ademar pierde tras plantar cara al poderoso Hamburgo

Ademar pierde tras plantar cara al poderoso Hamburgo

Los locales aguantaron con los escasos argumentos de que disponen esta temporada, pero amparados en el "espíritu Cadenas" que le sirvió ante un rival, por momentos indolente.

Reale Ademar plantó cara al todopoderoso Hamburgo hasta el final, a pesar de la enorme diferencia de presupuesto -siete veces más-, demostrando los alemanes el despilfarro de talento y el porqué del sufrimiento que pasaron para lograr su clasificación para la Liga de Campeones.

Los locales aguantaron con los escasos argumentos de que disponen esta temporada, pero amparados en el "espíritu Cadenas" que le sirvió ante un rival, por momento indolente, pero que acabó sacando rendimiento a sus individualidades, principalmente el guardameta alemán Beutler y el extremo danés Lindberg.

De salida sorprendieron los leoneses con un Malumbres inspirado en portería y sabiendo explotar su principal y, casi única, baza en la primera, Carlos Ruesga, para lograr colocar un inesperado 3-1 (minuto 5).

Hamburgo jugaba a un ritmo lento, confiado en su enorme superioridad física, pero en cuanto encontraron las combinaciones con el pivote -Vori, luego Nillson- y con el extremo -Lindberg-, se escaparon, ello a pesar del omnipresente Ruesga, autor de cinco de los seis primeros tantos de su equipo -ocho al descanso-.

Un parcial de 0-4 llevó al técnico Manolo Cadenas a apostar por sus jugadores más jóvenes, que le respondieron a la perfección, con una defensa más agresiva que volteó el marcador con un parcial de 6-1 (12-11, minuto 26) con la algarabía en las gradas, para llegar con todo abierto al descanso 13-14.

La segunda parte, el equipo teutón tenía claro por dónde venía el peligro ademarista y "secó" al principal estilete ofensivo Ruesga -solo apareció al final-, con lo que el marcador se estancó, hasta que en los últimos diez minutos Hamburgo logró un parcial favorable, tras una pena máxima fallada que parecía sentenciar (19-24).

Nada más lejos de la realidad porque aún le quedaban arrestos a los leoneses para colocarse a tan solo un gol (25-26) con la irrupción del brasileño Raúl Nantes y una entrega sin límites que solo sirvió para quedarse con la miel en los labios (26-28).