Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

'Maravilla' Martínez: "Los únicos jueces serán mis puños"

boxeo | entrevista

'Maravilla' Martínez: "Los únicos jueces serán mis puños"

'Maravilla' Martínez: "Los únicos jueces serán mis puños"

Sergio 'Maravilla' Martínez se enfrenta en la madrugada del sábado al domingo (05:00 horas) a Julio César Chávez jr. En juego está el cinturón de campeón mundial del peso medio del Consejo (CMB). El argentino, afincado en Madrid, tiene muy presente a España. En Madrid está su casa. Atendió a AS desde Las Vegas antes del pesaje.

¿Se imaginaba hace cinco años, cuando volvió a EE UU a boxear con Saúl Román, que iba a estar donde está ahora?

Sí, lo esperaba, aunque suene un poco inmodesto. Simplemente, lo trabajé. Siempre tengo y tuve confianza en mis posibilidades. El mérito estuvo en no aflojar.

¿Se siente uno más ancho en el centro del universo del boxeo?

No. Estoy tranquilo. Lo que siento es que por fin las cosas se han puesto en su lugar.

Hasta hace unos meses decía que Chávez nunca querría enfrentarse a usted. ¿Fueron más laboriosas las negociaciones que la preparación?

Conseguir este combate fue dificilísimo. Convencer a Chávez fue la parte más dura de todo. Es una sensación de injusticia que se le sobreproteja tanto. Me duele las cosas que le digo, pero me salen de dentro.

Y todo para estar en disposición de ir como aspirante a por un cinturón que le pertenecía. De locos, ¿no?

Así es. El cinturón nunca lo perdí en el ring. Pero no pasa nada. Estoy aquí para recuperarlo. Hoy en día en el boxeo, lamentablemente pasan estas cosas.

¿Esto es sólo un combate de boxeo o es algo personal?

Hay muchísimo en juego y por muy profesional que seas, va a haber una cota de duelo personal.

¿Dejan marca los insultos, el menosprecio, tanto cruce de declaraciones?

Sí. Cuando uno se mira al espejo, todo eso aflora. Luego cuando suba al ring supongo que se me olvidará todo.

Dice que el combate va a ser una guerra...

Yo voy a proponer una guerra. Voy a buscar noquear a Chávez desde el principio. Para eso trabajé.

Llegar a una decisión en Las Vegas, con el peso del apellido Chávez, la promotora más poderosa del mundo enfrente (Top Rank) y tras sus roces con el Consejo Mundial de Boxeo puede ser peligroso

(Se ríe). Probablemente. Por eso lo voy a noquear. Los únicos jueces van a ser mis puños. Me molesta mucho que pueda llegar a pensarse eso. Es muy injusto.

Boxea contra Chávez el día de nacional de México. ¿Mejor ese ambiente caliente?

-Claro. Será el ideal para reconquistar un título mundial. A mí me motiva más.

Chávez jr. tiene un récord de 46-0-1 con 26 años. ¿Es irreal, artificial?

El récord es real. Lo que es artificial es que sea campeón. No llegó a enfrentarse a rivales de nivel para encontrarse donde se encuentra. Yo lo voy a quitar de en medio. Cuando uno es campeón debe enfrentarse con los mejores. Y entre ellos estoy yo. Esto es boxeo. No un juego de damas.

Pero últimamente ha mejorado, ¿no?

Sí. En los tres últimos combates se ha notado bastante progreso. La mano de su entrenador, Freddie Roach (el técnico de Manny Pacquiao) se ha notado. Tiene mejor técnica, táctica y también la estrategia. Pero yo no he cambiado nada en mi preparación para enfrentarme a él, simplemente ha sido más duro porque estoy más motivado si cabe. Además es fuerte y subirá con unos siete kilos más que yo al ring. En el pesaje se da 72,5 kilos, pero luego...

¿Es también un Argentina-México?

-Yo intento que sea sólo un Maravilla-Chávez. Pero somos dos países de gran tradición en boxeo. En México, además, das una patada a una piedra y salen 17 boxeadores.

En Argentina se podrá ver por la televisión pública. ¿Qué le llega desde allí?

De allí vuelan 3.000 argentinos hacia Las Vegas. La respuesta ha sido espectacular. Al pesaje saldré con la bandera, pero también con la de España. En Madrid está mi casa y mi vida en los últimos diez años. Es lógico.

Bailó en un programa, ha escrito un libro, hay en marcha una película, participó en una especie de reality de boxeo en México. No se aburre. ¿De dónde saca el tiempo?

¡Hay que mantener las neuronas limpias! Y el boxeo no son sólo golpes. Es cuestión de administrarse. Pero hay ocho o nueve semanas, cuando se prepara un combate, que sólo existe el boxeo.

¿Ganando tendrá ya cerca el cetro de mejor 'libra por libra' del mundo?

Hoy por hoy ya me considero el número dos y le estoy pisando los talones a Floyd Mayweather. Quiero ser el número uno de todos los pesos y hasta que no agote la última reserva no voy a parar.