Amistosos
Qatar Qatar QAT

-

Islandia Islandia ISL

-

LaLiga 1,2,3
NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

109

Portland Trail Blazers POR

119

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

131

New York Knicks NYK

117

FINALIZADO
Miami Heat MIA

97

Los Angeles Lakers LAL

113

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

104

Golden State Warriors GSW

92

Campeonato Brasileño Serie A
Liga Colombiana II

El Cuatro Rayas sufre en exceso por su falta de acierto

BALONMANO | COPA DEL REY | VALLADOLID 32 - OCTAVIO 24

El Cuatro Rayas sufre en exceso por su falta de acierto

El Cuatro Rayas se convirtió en el primer semifinalista de la Copa del Rey, tras imponerse en un encuentro en el que los castellanos sufrieron por su falta de acierto en el lanzamiento.

El Cuatro Rayas Valladolid se convirtió en el primer semifinalista de la Copa del Rey, tras imponerse por 32-24 al Academia Octavio, en un encuentro en el que los castellanos sufrieron más de lo previsto a causa de su falta de acierto en el lanzamiento. Un problema, que sorprendentemente, se personalizó en los habitualmente infalibles extremos pucelanos, que unas veces por el acierto del portero Javi Díaz y otras por una extraña falta de precisión, lastraron con sus errores el ataque de los de Juan Carlos Pastor.

Acierto que no le faltó al lateral brasileño del Academia Octavio, Raúl Nantes, que monopolizó con sus lanzamientos la ofensiva del conjunto gallego, en la que hoy tuvo un papel meramente testimonial el talentoso central Pablo Cacheda. Una circunstancia que no impidió a los vigueses mantenerse siempre con vida en un marcador, en el que el Cuatro Rayas Valladolid fue incapaz de plasmar su teórica superioridad, condenado por los fallos de Joli y Nikcevic.

El pivote Ángel Romero se encargó de solventar este problema para los vallisoletanos y, con sus cinco goles en el primer tiempo, permitió al Cuatro Rayas llegar al descanso con una mínima ventaja (13-12) en el tanteador. Los pucelanos no lograron ampliarla (25-20) hasta bien superado el ecuador de la segunda mitad, cuando el Valladolid encontró en las figuras de Víctor Alonso y un renacido Ivan Nikcevic los ejecutores necesarios para finalizar su juego.

Se aplicaron también en esta tarea el lateral Eduardo Gurbindo, muy motivado en su regreso a Torrevieja, y pivote Ángel Romero, que destrozó desde los seis metros cualquier esperanza de victoria del Academia Octavio. El conjunto gallego, pese a todo, lo siguió intentando hasta el final de la mano de un Nantes, que en sus doce goles, evidenció una variedad y, sobre todo, una potencia de lanzamiento, que le auguran un prometedor futuro en la ASOBAL, aunque hoy no le sirviera a su equipo para evitar la derrota (32-24).