Cielo: "Tenía que probar que puedo nadar muy rápido"

Natación

Cielo: "Tenía que probar que puedo nadar muy rápido"

El nadador brasileño fue sancionado el pasado mes de de mayo por furosemida, aunque el TAS revocó en junio la sanción por entender que el postivo era fruto de una contaminación alimenticia.

El nadador brasileño Cesar Cielo aseguró que su amonestación por un positivo por furosemida le ha permitido demostrar que es "capaz de nadar muy rápido en cualquier circunstancia".

"Sin ninguna duda, ha sido el período más complicado de mi vida. Mucho más duro que cualquier otra cosa, incluidos los Juegos Olímpicos. Era el momento de probar que soy muy fuerte mentalmente y que era capaz de ganar bajo cualquier circunstancia", explicó Cielo al diario deportivo "L'Équipe".

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) decidió el pasado junio no sancionarle tres meses por su control positivo, como reclamaba la Federación Internacional de Natación (FINA), porque tomó las precauciones necesarias para reducir "su culpa o negligencia al mínimo nivel posible".

Esa decisión le permitió participar en los Mundiales de Shanghái, donde se hizo con los oros en las pruebas de 50 metros libre y mariposa. Posteriormente, en los Juegos Panamericanos se impuso en los 50 metros libres, los 100 libres, el relevo de 4x100 libre y el 4x100 combinado.

"Estoy resignado a esperar a que pase el tiempo para que esto se difumine", reconoció el oro olímpico en los 50 metros libre en Pekín 2008, quien reconoció que la situación que ha atravesado le ha aportado "una madurez enorme". Entre tanto, ni su entorno ni su vida han cambiado, añade.

"Sigo entrenándome como antes. Espero que, con el tiempo, la gente entienda que lo que pasó no fue mi culpa", agrega. Cielo, junto a otros tres nadadores brasileños, dio positivo el pasado mes de mayo y fueron sancionados con la amonestación y con la pérdida de las medallas conquistadas en el Torneo María Lenk, en Río de Janeiro.

En su defensa, los atletas presentaron pruebas de que la presencia de la furosemida encontrada en los controles de dopaje fue fruto de la contaminación del suplemento de cafeína que usan regularmente bajo prescripción". "El TAS concordó que los atletas fueron muy cuidadosos en lo que hicieron y que lo que ocurrió fue apenas un error", afirmó entonces el abogado Haward Jacobs, que defendió a los nadadores.

Ahora, en la cabeza de Cielo solo está el objetivo de mantener su oro olímpico en los 50 metros libres en Londres, incluso por delante de lograr el preciado metal en los 100 metros, aunque hará "todo lo posible" por lograr los dos metales, confesó.

Para ello apoyará gran parte de su estrategia en la táctica, un "secreto" que se niega a revelar. "Si no, no me queda nada", confiesa el brasileño de 24 años. Y es que Cielo considera que su deporte se ha vuelto mucho más táctico en la última década, lo que ha hecho de ese deporte una disciplina "más complicada, pero también más interesante".