España sucumbe ante Rumanía en la Liga Mundial

WATERPOLO | LIGA MUNDIAL

España sucumbe ante Rumanía en la Liga Mundial

La selección española de waterpolo ha sucumbido a domicilio ante Rumanía por 9-8 en el segundo compromiso de la Liga Mundial, marcado por la elevada presión ambiental del público local y la tensión en el campo de juego.

La localidad de Oradea recibió a la selección con un público entregado y una piscina llena. España tardó demasiado en cogerle el pulso al partido y fruto de ello se fue al descanso con un parcial de 6-2. La clave de la derrota española hay que buscarla en la falta de acierto en las jugadas de hombre de más, ya que tan sólo uno de sus ocho goles llegaron en superioridad.

El seleccionador español, Rafa Aguilar, recompuso el equipo en el intermedio y su equipo recuperó el aliento y la inspiración tanto en ataque como en defensa. Estas sensaciones se tradujeron en un parcial de 0-5 que silenció a la afición y colocó al equipo visitante con ventaja en el marcador (6-7).

Sin embargo, Rumanía recuperó el tono en el último período, empató el encuentro y se situó en ventaja tras aprovechar una jugada en superioridad. En la acción siguiente, España erró un nuevo ataque con un hombre de más -sólo uno de sus ocho goles llegaron por esta vía- y no pudo evitar la derrota.

Al término del encuentro, Aguilar reconoció que a su equipo le había "faltado eficacia en los lanzamientos con hombre de más". "Aquí ha estado una de las claves de nuestra derrota. Ahora toca levantarse, analizar nuestros errores y seguir trabajando con la mente puesta en nuestro próximo compromiso", pidió de cara a la tercera cita de la Liga Mundial, que medirá a España con Turquía el próximo 7 de enero.