Ciudad Real-Barcelona: la Champions será española

Balonmano | Final four de la Champions | Ciudad Real-Barcelona

Ciudad Real-Barcelona: la Champions será española

Ciudad Real-Barcelona: la Champions será española

getty

Doblegaron a los anfitriones Hamburgo y Rhein-Neckar

La revancha de todas las revanchas con el título de la Champions como objetivo en Colonia 2011. Es la segunda vez desde 2005 que el Barcelona y el Ciudad Real se encuentran cara a cara rivalizando por el título más prestigioso del mundo, una competición que los azulgrana han ganado en siete ocasiones, y en tres los manchegos. Y ahora, mil batallas de una temporada, y de muchos años, en una hora de partido en el coliseo de Colonia, donde ayer los equipos españoles dieron una estocada a los alemanes, y donde la EHF salió reforzada: está claro que entre bambalinas no conspiró para una final con un equipo local, como se maliciaban en las dos aficiones españolas.

La lesión de Sterbik altera los planes de Dujsebaev, que ayer mandó venir desde casa al junior Carreño, con lo que los segundos porteros de los finalistas son juveniles: Pérez de Vargas ya jugó ayer como relevo de Saric. Respecto a Juan Cañellas, no hay noticias del alcance de su lesión: se retiró cojeando, pero el central catalán del Ciudad Real podría jugar esta tarde (18:00, Lanxess Arena).

Ayer, el héroe fue Hombrados, que admitía que "cuando saltas a jugar sin tenerlo previsto, pues tienes que hacer un mayor esfuerzo, aunque la veteranía ayuda en estos casos". Y hoy será el jugador que presente un palmarés de clubes más formidable entre los finalistas: cinco Champions con tres equipos distintos; un récord.

Lo cierto es que es un choque cargado de morbo, incluso puede cerrar las heridas de Dujsebaev, que en sus pesadillas recuerda la final que perdió en el Palau, la misma que encumbró a Iker Romero, con su gol definitivo con la cabeza vendada como los futbolistas de los años veinte. Hoy es la despedida de Iker del Barça, su último partido, aunque ayer no jugó. Y el último de Morros con el Ciudad Real, que ocupará el puesto de Romero la próxima campaña. Y los piques de Dujsebaev y Rutenka, y el duelo fratricida de los Entrerríos, uno (Alberto) con tres títulos con el Ciudad Real y otro (Raúl) a la caza del primero.