Quince barcos abandonan por una tormenta terrible

Vela | 66ª Sydney-Hobart

Quince barcos abandonan por una tormenta terrible

Quince barcos abandonan por una tormenta terrible

ap

Quince de las 87 embarcaciones que a mediodía del domingo tomaron la salida de la 66ª Sydney-Hobart, la travesía de altura más dura del mundo, ya han abandonado a causa de una impresionante tormenta que en la madrugada de hoy (03:00 hora española) alcanzó a la flota en las costas del Sudeste de Australia.

Vientos de hasta 50 nudos (90 km/h) y olas de hasta 6 metros barrieron a los competidores. Hay que destacar el abandono del maxi Yuuzoo (27,50 metros de eslora) del sueco Ludde Ingvall, que ocupaba la sexta plaza en la general, con daños en el casco, una vía de agua y la rotura de la vela mayor. Además, tuvo que recoger a dos tripulantes que cayeron al agua al ser barrida su cubierta por las olas.

Otros aspirantes a la victoria como el Shamrock de Tony Donnellan, que abandonaba al romper el timón; el Bacardí de Martin Power, que rompió el mástil y, especialmente, el maxi Brindabella de Jim Cooney, el orgullo australiano y ganador de la regata en 1997, que rompió la vela mayor, también debieron abandonar.

El maxi australiano Wild Oats XI parece lanzado hacia su quinta victoria en la prueba. Estaba a unas 200 millas (370 km) de la meta y aventajaba en 20 (38 km) a su inmedato seguidor, el Investec Loyal.