"El fútbol nos arrebató del tenis de mesa a Cristiano"

Miguel Ángel Machado

"El fútbol nos arrebató del tenis de mesa a Cristiano"

"El fútbol nos arrebató del tenis de mesa a Cristiano"

dani sánchez

Tenis de mesa. Miguel Ángel Machado (Priego, 40 años), perteneciente a una de las sagas de este deporte, lleva dos años al frente de la Federación Española. Entre sus objetivos, llevar a las dos Selecciones a Londres 2012.

En España todos hemos jugado al ping pong, que no será lo mismo que el tenis de mesa.

Básicamente es lo mismo, lo que pasa es que el ping pong es un juego, y el tenis de mesa un deporte de competición.

¿Qué quiere decir?

Que el tenis de mesa requiere entrenamientos técnicos, preparación física, reflejos, talento. Los jugadores profesionales se entrenan seis horas diarias, y en los Juegos de Pekín, según un estudio científico, era el segundo deporte más completo.

De crío, yo jugaba en los billares, pero ya no hay. Y resulta complicado darle a la pelotita.

Nosotros tenemos 17.000 afiliados y movemos como Federación Española más de 1.200.000 euros. Y sí, resulta complicada la promoción, y hay que hacerla en la edad escolar... y no es fácil.

¿Por qué tan jóvenes?

Porque la detección de talentos hay que hacerla con chicos de doce años o menos. Luego es tarde para sacar deportistas de élite. Nosotros tenemos cinco becados de esa edad.

¿Se puede vivir del tenis de mesa?

Para vivir sí da, porque hay jugadores de la División de Honor que están en torno a los 50.000 euros. Pero no para vivir de las rentas. Cristiano Ronaldo, que iba para estrella cuando jugaba en Madeira, podía ser una estrella, pero el fútbol nos lo quitó. Obviamente, acertó en su elección.

¿Su deporte es un mal sucedáneo del tenis?

De entrada, fue una alternativa para los tenistas ingleses cuando no podían jugar por la lluvia, pero hace más de cien años que tenemos vida propia. Y mira, Toni Nadal, que es un gran jugador de nuestro deporte, es posible que haya influido en Rafa Nadal en el golpe liftado alto que utiliza: es, claramente, del tenis de mesa.

A lo mejor les podría echar una mano para llevar a la Selección a los Juegos Olímpicos.

Nuestra meta es clasificar a los equipos femenino y masculino. Con las chicas lo tenemos encarrilado; con los chicos, hay buenas perspectivas.

¿No es descorazonador ver tantos chinos bajo banderas de conveniencia?

Eso va a cambiar, porque en China se están preocupando de jugar Mundiales y Juegos Olímpicos y de ver que su selección se enfrenta a jugadores que podrían estar en sus equipos B o C. Empieza a disgustarles tanta proliferación. Pero si vienen, se establecen, se nacionalizan y son buenos, ¿qué haces?

¿De qué está más orgulloso como presidente?

De ser capaces de aumentar el presupuesto aunque haya disminuido la aportación del CSD.

¿Hay dopaje en su deporte?

En los deportistas, no; en los materiales, sí. Hubo un tiempo en que los pegamentos que se usaban en el material era tan nocivos que provocó hasta muertes prematuras de algunos jugadores. Por eso se combate a todos los niveles, y con técnicas muy sofisticadas.