Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Serie A
Inter Inter INT

-

Roma Roma ROM

-

Bundesliga
Euroliga
EN JUEGO
Fenerbahce FNB

43

Alba Berlin ALB

49

Panathinaikos PAN

-

Olympiacos OLY

-

FINALIZADO
Zenit San Petersburgo ZEN

75

Asvel Villeurbanne AVI

70

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Ajax Ajax AA

-

Willem II Willem II WII

-

Jesús España venció en un 5.000 de ensueño

Atletismo | Campeonatos de España de Avilés

Jesús España venció en un 5.000 de ensueño

Jesús España venció en un 5.000 de ensueño

fierros

Se impuso al sprint a Bezabeh, Sánchez y Castillejo

La que ayer se disfrutó en Avilés fue la mejor carrera de 5.000 de la historia en unos Campeonatos Nacionales. Una cabalgada a lo africano: con ritmos muy fuertes de Sergio Sánchez y de Alemayehu Bezabeh (nació en Etiopía, al fin y al cabo) y un sprint final de los que hay que ver de pie, con sexto título consecutivo (también venció en el año 2003) para Jesús España, que batió el récord de la competición. Un gran espectáculo.

Tiró primero Sergio (subcampeón mundial de 3.000 en sala), que dejó claras sus intenciones con un primer mil en 2:36.70. Quería una carrera rápida y él fue quien puso la primera piedra. Luego hizo señas a España para que le relevase, pero al de Valdemoro no le convenía esa táctica. Sí recogió el guante Alemayehu (plusmarquista español y oro europeo de cross) y luego volvió a tirar Sergio. Aguantaban España y Carles Castillejo.

Y llegaron los momentos decisivos. A falta de 600 metros comenzó Jesús a preparar su ataque, que fue demoledor en la última recta. El ritmo había sido alto, pero ni Alemayehu ni Sergio habían conseguido cortar las alas del campeón. Defendía el título nacional en Avilés y defenderá el oro europeo en Barcelona.

La plata fue para Bezabeh y el bronce se lo llevó Sergio por un pelo ante Castillejo, estorbados ambos al superar a un atleta doblado, que no se apartó para dejarles pasar. Pero ya estaban lejos de la lucha por los dos primeros puestos.