Competición
  • Clasificación Eurocopa

España se ilusiona con destacar en el Europeo

Balonmano | Campeonato de Europa en Austria

España se ilusiona con destacar en el Europeo

España se ilusiona con destacar en el Europeo

j. m. romero

Hoy, estreno ante una accesible República Checa.

Tres platas y un bronce es el balance de España en el historial de los ocho Campeonatos de Europa celebrados hasta la fecha. Y ahora, en Austria, la Selección se presenta con la obligación de lavar la imagen del Mundial de hace un año, donde acabó con su peor puesto de siempre (13). Por encima de todo, está en juego el prestigio de España, y también el de Valero Rivera, que sabe que no puede añadir un fracaso más si pretende llegar a Londres 2012.

Pero nada es sencillo cuando se está en la élite. Parece que el grupo es accesible, Francia al margen, pero hace dos años, en Noruega, ya se vio que un combinado como el húngaro le amargó el torneo a Juan Carlos Pastor (aunque luego se despidió con el bronce olímpico). Y Hungría vuelve a ser un rival directo, aunque sin Nagy. Y también la República Checa, de quien se reconoce a Jicha (lateral del Kiel), y unos cuantos buenos jugadores más, pero que siempre ha perdido ante España (6-0).

Valero decía ayer que no considera que "la República Checa sea la Cenicienta del grupo", aunque si se pierde esta tarde, pues mal se nos pone el panorama pese a que siempre se busque la disculpa de los nervios del debut. Hay que ganar esta tarde, y también a Hungría para tener opciones de llegar a las semifinales del sábado 29.

Francia, favorita.

El otro rival de grupo, Francia, parece hoy inabordable, aunque no se sepa si su pivote titular, Bertrand Gille, podrá jugar en condiciones. Pero en el siete galo todos están entre los mejores del mundo (Omeyer, Abalo, Karabatic, Dinart, Narcise...) y en este Europeo puede hacer historia y ser la primera selección que reúna a la vez las tres grandes coronas: Juegos Olímpicos y Mundial, que ya los tiene, y el Europeo.

Para darle la réplica a los galos hay muchas selecciones, pero ninguna de su calidad sobre el papel: Croacia (subcampeona mundial), Dinamarca (campeona de Europa), Alemania (siempre cuenta, pero es muy irregular) y alguna sorpresa que surja. Y bien podría ser España, también.